¿Quién afecta a la certeza? - Rosa Gómez Tovar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 19 de Febrero, 2018
¿Quién afecta a la certeza? | La Crónica de Hoy

¿Quién afecta a la certeza?

Rosa Gómez Tovar

Hemos visto en las últimas elecciones la importancia de contar con información confiable el día de la jornada electoral. Una vez que cierran las casillas a las 6:00 de la tarde, más de un candidato se declara ganador con información de sus propias encuestas o aquellas difundidas en medios de comunicación.

 Así, una función de la autoridad electoral ha sido despejar la incertidumbre al brindar información a través de los conteos rápidos y el Programa De Resultados Electorales Preliminares (PREP). A diferencia de las encuestas de salida, los resultados del conteo rápido han sido muy cercanos a los cómputos finales de votos, porque el insumo que se utiliza son las actas de cada una de las casillas de este ejercicio estadístico.

En las elecciones del primero de julio de 2018 los ciudadanos votarán en la casilla única para tres elecciones federales, además de hasta cuatro elecciones locales. Esto quiere decir que los funcionarios de casilla deberán contabilizar los votos de todas estas elecciones y anotarlos en la respectiva acta de casilla hasta que no se haya finalizado el escrutinio y cómputo de todas, de acuerdo con la ley.

El INE diseñó un procedimiento a través del Reglamento de Elecciones (RE) para que cuando se terminara de contabilizar los votos de cada elección, se pudiera llenar el acta correspondiente, iniciando con la de presidente y posteriormente la de gobernador. De esta forma, los resultados de dichas elecciones podrían ser utilizados en el conteo rápido y ser publicado a las 11:00 pm de ese día y posteriormente ser contabilizada en el PREP.

Para esto, el INE especificó que antes de contabilizar los votos, los funcionarios de casilla deberían identificar la boletas que erróneamente fueron colocadas en una urna distinta a la que correspondía (artículo 292 de la LGIPE), abriendo cada urna y verificando que sólo estuvieran en ella boletas de la elección correspondiente.

No obstante, este procedimiento fue impugnado por diversos partidos políticos y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) decidió revocar estas disposiciones del RE. Las razones del Tribunal fueron en resumen dos: la primera es que el INE se excedió en sus facultades reglamentarias al cambiar un procedimiento de ley (este argumento parece ser últimamente el favorito del Tribunal, ya que es básicamente el mismo que se utilizó para revocar los lineamientos de cancha pareja y expedición de tarjetas, entre otras). Sin embargo, no tomó en cuenta el que seguir los pasos en la ley Implica que el cierre de actas pueda tomar más de 6 horas, periodo en el cual se podrá especular sobre los resultados de la elección.

La segunda es que el INE faltó al principio de certeza, ya que el abrir las urnas antes de contar los votos, podría conllevar a una manipulación de los mismos, en las propias palabras del Tribunal “la manipulación podría dar lugar al extravío –intencional o accidental– de las boletas electorales”. En su análisis no se consideró que el procedimiento sería llevado a cabo por ciudadanos (funcionarios de casilla) y ante la presencia de representantes de partidos y observadores electorales, por lo que de ninguna forma habría riesgo de alterar los resultados de la votación.

El INE no actuó fuera del margen legal, ya que puede expedir reglamentos para normar su actuar y ahora modificó su propio reglamento con la única finalidad de que el día de la jornada la ciudadanía tuviera certeza de los resultados, ahora queda en duda si el 1 de julio nos iremos a dormir sin saber el resultado de nuestro voto.

rosagomeztovar@outlook.com

 

Imprimir

Comentarios