Mineros marchan en aniversario de Pasta de Conchos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 20 de Febrero, 2018

Mineros marchan en aniversario de Pasta de Conchos

A 12 años de la tragedia en la que murieron 65 trabajadores, exigen el rescate de los cuerpos y que se mejoren las condiciones de trabajo del gremio

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El Sindicato Nacional de Mineros se movilizó en el Ángel de la Independencia en la Ciudad de México, este lunes, para recordar el 12 aniversario de la muerte de 65 mineros en Pasta de Conchos.

Cientos de trabajadores, junto con familiares de los mineros muertos, cargaron 65 ataúdes para protestar porque los cuerpos de los mineros siguen insepultos y no se ha hecho justicia a los deudos.

Para recordar el decimosegundo aniversario del homicidio industrial en la Mina 8 de Pasta de Conchos, en el que fallecieron 65 trabajadores el 19 de febrero de 2006, el Sindicato Nacional de Mineros realizó una marcha que partió de la sede del gremio hacia Gobernación y luego de ahí a la Secretaría del Trabajo.

El Comité Ejecutivo Nacional y el Consejo General de Vigilancia del gremio, junto con integrantes del mismo, representantes de la Central Internacional United Steelworkers, junto con algunas de las viudas y deudos de los mineros fallecidos, llevaron a cabo estas movilizaciones.

El domingo, un antimonumento, con la leyenda “A una voz, ¡rescate ya!”, fue colocado sobre Paseo de la Reforma de la Ciudad de México por familiares que continúan exigiendo justicia, además de sepultura a los cuerpos de los 65 mineros de la mina Pasta de Conchos, en Coahuila.

La figura del +65 se colocó a la altura de la Bolsa Mexicana de Valores, en la capital del país.

Familiares de las víctimas mortales del accidente exigieron a las autoridades mejorar las condiciones de trabajo para las personas que se dedican a la minería.

La manifestación partió del Hemiciclo de Juárez y terminó sobre Av. Reforma esquina con Río Rhin. Familiares denunciaron de nuevo que el estallido que arrebató la vida de los trabajadores no fue un accidente, sino una consecuencia de la precariedad de sus condiciones laborales.

En la marcha participó el obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera, quien dijo que “sería yo un cómplice, no quiero ser un cómplice de los causantes de esto. Esto es una más de las barbaridades que se hacen por el país. El dueño de la minera Grupo México está dando de comer a su familia pan lleno de sangre; que sepa tiene las manos manchadas de sangre y en todo su dinero escurre sangre”.

Informe Carbón Rojo. Para conmemorar esta tragedia, organizaciones civiles presentaron el informe El Carbón Rojo de Coahuila: Aquí se termina el silencio, el cual busca evidenciar la realidad de los trabajadores mineros en el país, a 12 años de la explosión de la mina en Pasta de Conchos.

En conferencia de prensa para presentar el informe, la viuda de Jorge Vladimir, uno de los mineros que perdieron la vida en esa explosión, Elvira Martínez, detalló que el estudio contiene elementos históricos de esa actividad en la región y trata de evidenciar los retos que hay en materia de seguridad laboral y social de los mineros.

Uno de los responsables de la elaboración del informe, Rodrigo Olvera, explicó que existen afectaciones de salud significativas para las personas de la zona carbonífera, se trata de silicosis, una enfermedad que afecta vías respiratorias de los mineros, y en la zona no existe un hospital ni especialistas o neumólogos que atiendan estos padecimientos. 

Puntualizó que las afectaciones a la salud no sólo son para los mineros, sino también para las familias que viven en los pueblos cercanos a las minas.

La coordinadora de la investigación, Cristina Auerbach, explicó que el problema de la industria minera de carbón debe ser abordado de manera integral, debido a que si bien países en Europa han cerrado sus minas, continúan importando este material de países como México y Australia, por lo que es necesaria una construcción global referente a la manera de producir energías limpias.

El director de la organización global Heinrich Böll Stiftung México y El Caribe, Dawid Bartelt, agregó que el carbón contribuye a la crisis climática mundial más que cualquier otra fuente de energía, “su extracción y quema provoca daños irreversibles al medio ambiente y en la salud de las personas”.

No volverá a abrirse

La mina Pasta de Conchos jamás se volverá a abrir, dijo el delegado de la Secretaría de Economía en Coahuila, Marcos Durán Flores.

El 19 de febrero de 2006, por la madrugada, una explosión dentro de la llamada mina de Pasta de Conchos, en el municipio de San Juan de Sabinas, provocó que los túneles en donde laboraban mineros extrayendo carbón mineral, colapsaran, ocasionando la muerte de 65 mineros. La tragedia aún continúa, porque la mayoría de los cuerpos no pudo ser rescatada.

De acuerdo con el funcionario federal, los propietarios de la concesión minera de Pasta Conchos, Grupo México, podrán decir lo que quieran, pero en ese centro de trabajo no volverá a existir operación.

Los empresarios mineros dueños de la concesión de Pasta de Conchos han intentado reabrir a operaciones la Mina 8, en donde ocurrió la tragedia, aún sabiendo que cuerpos de personas que fallecieron en el accidente de 2006 siguen ahí porque nunca fueron rescatados pese a los esfuerzos de las autoridades.

Semblanza de Napito

El hombre que quiso ser minero (como su papá)

-Napoleón Gómez Urrutia es hijo de Napoleón Gómez Sada, quien regenteó el poderoso sindicato nacional minero durante 40 años, hasta su muerte (era líder vitalicio) en octubre de 2001.

-Desde que la salud de su padre mermó, fue nombrado “suplente” en la secretaría general.

-El puesto de “suplente” no es reconocido por la STyPS por la inexistencia de referencias sobre ese cargo en los estatutos sindicales y no comprobarse que Napito alguna vez hubiese estado afiliado al sindicato (en realidad se le conocía como junior que después de estudiar economía en México y en el extranjero, no trabajaba).

-Para cuando el líder falleció, su hijo ya estaba incrustado en el sindicato. Aparecen documentos en los que, oficialmente, era un operador de maquinaria con salario equivalente a unos 3 mil pesos actuales. Desde ese humilde puesto pasa a conducir el sindicato. Evitará con mano dura una rebelión que venía fraguándose desde tiempos de su padre.

-Ya como líder, en una reunión que no demoró más de 30 minutos, Napito se nombró sucesivamente representante del sindicato para un fideicomiso minero y se asignó a sí mismo, como líder, la tarea de decidir el destino de esos fondos, nada menos que 55 millones de dólares.

-El dinero no aparece más y lo que queda de la oposición a Napito empuja denuncias por esa malversación; hasta que la PGR pone en firme una investigación y decide consignarla ante juzgado.

-Napoleón Gómez Urrutia huye a Canadá, donde pelea legalmente para impedir su extradición. Su vida en Canadá es más desahogada, lujosa y los 55 millones de pesos siguen sin aparecer.

 

Imprimir