Nacional

En el accidente en Oaxaca no hubo improvisación: Segob

El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete Prida, resaltó que en el accidente del pasado viernes, en el cual se dirigía a Pinotepa Nacional para evaluar los daños ocasionados por el sismo de magnitud 7.2, no hubo improvisación.

Riesgos, dijo, siempre los hay cuando uno se sube a un helicóptero, sin embargo, se calcularon rutas, tiempos, hoja de vuelo y el lugar donde descendería la aeronave.

“¿Qué ocurrió? —cuestionó él mismo—, la Sedena tendrá que hacer su propia investigación”, empero, adelantó, lo seco del terreno y un helicóptero tan fuerte que llevaba tanta gente, la turbina de aire 100 metros antes de aterrizar generó una gran nube de polvo que cubrió todo, ante lo cual, añadió: “los pilotos perdieron la referencia de dónde se encontraban, y sucedió el accidente”.

Ese lamentable hecho —en el que perdieron la vida 13 personas, entre ellos dos menores de edad, y 15 personas más resultaron lesionadas—, “no tiene que ver con un tema de protagonismos personales”, sino con el cumplimiento de responsabilidades, las cuales, señaló, asume con convicción y con riesgo, en un asunto, ante el cual, pese a la emergencia de acudir a Pinotepa Nacional —epicentro del movimiento telúrico—, aseveró, “hubo un seguimiento de los protocolos debidamente establecidos”, y se utilizó un helicóptero nuevo, incluso con todos los equipos para poder funcionar de noche.

Quizá a manera de broma, aunque el tono del secretario Navarrete Prida fue completamente serio, sin ninguna expresión en el rostro, externó: “Esperemos que la… si es que había una maldición en la Secretaría de Gobernación esté rota, para bien de todos”, dijo en breve entrevista con reporteros de la fuente, en el marco del reinicio de sus actividades laborales este lunes, luego del accidente que sufrió el pasado viernes.

Imprimir