Espectáculos

Los de Abajo cumple 25 años de romper esquemas

La banda se reencuentra después de 10 años.

Después de diez años de hacer música en solitario, los integrantes originales de la banda mexicana Los de Abajo se reúnen para hacer vibrar al Autódromo Hermanos Rodríguez en la decimonovena edición del Vive Latino el próximo 17 de marzo, con su música que va desde un pegajoso ska, punk, funk, rap, reggae, cumbia, merengue, son jarocho y polka.

“Cumplir 25 años es un largo camino, estar a la mitad del camino de tu vida y darte cuenta que ya no eres un músico emergente y ya estás con los veteranos y es una suerte seguir en la lucha y reencontrarte con los viejos amigos de los que te separaste hace 10 años”, comentó Líber Terán, vocalista de la banda, en entrevista con Crónica, quien expresó que de su presentación en el Vive se decidirá volver a trabajar en un nuevo disco juntos.

Desde sus inicios la agrupación ha estado jugando con ritmos de todo el mundo sin encasillarse en un género en particular, aunque en un inicio sobresaliera en el ska en la década de los 90 por lo que Líber Terán, líder y cantante de la banda dijo que son una banda de música alternativa de fusión “creo que el grupo ha tenido un sello global, pero sí tenemos nuestra raíz en una música latinoamericana, sobre todo por la coyuntura histórica que nos tocó vivir en los noventa junto a bandas como La Maldita Vecindad y Panteón Rococó, pero nosotros siempre fuimos un poco más allá de esto aparte, el objetivo del grupo siempre fue superar fronteras y salir un poco del ska mexicano”, dijo.

El nombre del grupo no se solo refiere a sus propias raíces, sino también a la novela clásica mexicana, escrita por Mariano Azuela que cuenta la historia de los campesinos durante la Revolución Mexicana.

En este cuarto de siglo Los de Abajo han tenido entre sus filas a diferentes músicos que han aportado a la banda su propio sello. Para esta gran celebración regresan los integrantes de la primera etapa de la agrupación: Líber Terán en la voz y la guitarra, Yocu Arellano en la batería, Vladimir Garnica en la guitarra, la jaranas y el tres cubano, Javier Zuñiga en las percusiones, Odisea Valenzuela en el trombón y los coros y Damián Portugal en los saxofones.

Con esta formación la banda conquistó el circuito de World Music y se convirtió en uno de los grupos mexicanos con mayor presencia en el extranjero, donde tocaron en prácticamente todo el continente Europeo, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Rusia, Japón y parte de Asia.

“Ha habido muchas etapas, yo hace diez años que no toco con la banda, pero ésta siguió girando, siguió haciendo cosas en el tiempo que yo no estuve, pero en el tiempo que me tocó hicimos fácil 50 fechas en el extranjero y casi 15 giras hasta el 2007, que yo salí”, comentó.

La trayectoria de este grupo también viene marcada por el compromiso político y social de la banda desde sus orígenes. Los temas “Tiempos Muertos” y “La Ironía se Acabó” del primer disco y Sr. Judas y “Joder” del segundo disco son unas ácidas críticas del mundo político.

“En algunos momentos sí comulgamos abiertamente con el zapatismo y a apoyar algunos políticos sobre todo de izquierda, pero en otras épocas. El regresar al origen de la banda es regresar a la música de conciencia política, de garra, de la música con mensaje, en estos tiempos compulsivos por la difícil situación política mundial y local tiene una gran importancia y no sólo hacemos este tipo de música pero sí vamos a recuperar el espíritu”, concluyó.

Imprimir