Los campos de golf más peligrosos y extremos del mundo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 21 de Febrero, 2018

Los campos de golf más peligrosos y extremos del mundo

Desde lidiar con animales salvajes, retar a las bajas temperaturas y hasta tener cuidado con zonas minadas, son algunas de las características de al menos 10 campos de golf del mundo

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El golf no siempre se juega en un sitio verde y relajante como lo son la mayoría de los campos en el mundo. También existen campos ubicados en zonas inhóspitas que no por ello dejan de ser atractivos para quienes gustan de vivir una experiencia diferente. También los hay en zonas de peligro por la fauna que los rodea, y también porque fueron diseñados en zonas minadas, pero con todo y eso, los amantes del golf disfrutan cada jugada con la misma intensidad que en los campos más hermosos y atractivos del planeta.

La variedad de campos es basta, pero seleccionamos a 10, incluido uno de México, el Iberostar Cancún Golf, considerado en la lista de peligrosos porque alguna vez un cocodrilo espantó ahí a un hombre que no tomó las precauciones previamente indicadas.

Pero es el Kabul Golf Club uno de los campos de mayor peligrosidad; su diseño es de nueve hoyos, y está ubicado cerca de Qargha, a unos 11 km del centro de Kabul, Afganistán. En 1990, este sitio fue utilizado como escenario de combates.

En el campo existen agujeros y alteraciones de terreno provocados por las minas terrestres, lanzacohetes y el paso de los tanques. Poco a poco, el lugar ha sido restaurado. El suelo ha sido recubierto de aceite, para mantener fija la arena de la superficie y evitar que se disperse con el viento.

EN UNA PENITENCIARÍA. El Prison View Golf Course tiene la particularidad de estar ubicado en  terrenos de la Penitenciaría Estatal de Louisiana, Estados Unidos. En un principio, este campo de golf fue construido como motivación para que sus funcionarios no abandonaran el lugar, situación que era común dada la peligrosidad de quienes estaban recluidos en dicho penal.

En la actualidad está abierto al público, y quienes deseen jugar ahí deben someterse a un chequeo de antecedentes y ser revisados cada vez que entran y salen del recinto. Las actividades deportivas están sujetas a cancelación sin previo aviso o a criterio de los guardias del lugar.

Los reclusos y condenados en la penitenciaría no cuentan con autorización para jugar en el campo. Sólo pueden acceder como parte del programa de reinserción laboral penal, con acceso limitado.

Otro campo de golf es el Camp Bonifas, que cuenta con un sólo hoyo (Par-3). Se ubica en medio de lo que fuera una base de Mando de las Naciones Unidas, a 400 metros al sur del límite meridional de la zona desmilitarizada de Corea, en Panmunjom, Corea del Sur.

El hoyo, de 192 yardas, incluye un césped artificial y está rodeado en tres de sus lados por campos de minas explosivas, además de una valla de seguridad. Existen reportes de que, al menos, se ha producido una detonación de una mina terrestre tras un golpe de una pelota de golf.

LIDIAR CON LEONES, JIRAFAS… El Skukuza Golf Course, de nueve hoyos, se localiza en el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica. Es peculiar porque hay que lidiar con animales peligrosos.

Fue construido en 1972, inicialmente pensado como un centro recreativo para el personal. Actualmente está disponible para los visitantes del parque que deseen jugar, rodeados de una rica reserva natural con exótica vegetación.

El recinto no está cercado y es común ver aves o algunos mamíferos visitando a los arriesgados golfistas, que a veces tienen que interrumpir su juego por la llegada de leones, elefantes, rinocerontes, leopardos y búfalos, entre otros animales.

Por otra parte, el Cape Kidnapper’s Golf Course, ubicado en Nueva Zelanda, está contraindicado para quienes temen a las alturas al estar en el borde de un acantilado, por lo que ofrece a sus visitantes una vista en 180 grados del Océano Pacífico.

Aunque es uno de los lugares más bellos, parte de su terreno es altamente peligroso. Una franja de seis hoyos pasa muy cerca del acantilado, en una extensión de terreno de 183 metros que, en el caso del hoyo 15, es particularmente angosta.

Cuenta con un fairway de 60 metros de ancho, donde en uno de sus bordes se encuentra una caída en picada directa hacia el mar.

PRESENTES, COCODRILOS Y TIBURONES. En territorio mexicano se encuentra el Iberostar Cancún Golf Club, temido por la presencia de cocodrilos que suelen espantar a los golfistas. En 2013, el estadunidense Edward Lunger fue atacado por un cocodrilo y perdió su dedo medio y parte de su dedo anular de la mano izquierda. Lunger demandó el hecho por 2.2 millones de dólares.

En Brisbane, Australia, se encuentra el Carbrook Golf Club y es peligroso por la presencia de tiburones que habitan en sus lagos y cauces de agua. En 1990 una inundación en el lugar arrastró a diversos tipos de animales marinos, entre los que había tiburones toro, una de las especies más peligrosas entre los escualos y que hicieron de ahí su habitual hogar.

A MENOS 50ºC. El World Ice Golf Championship se ubica en Groenlandia, donde los jugadores se enfrentan a la nieve, el frío y vientos propios del lugar, con temperaturas de hasta 50 grados bajo cero.

Los jugadores,que utilizan una bola de color rojo para no perderla en la nieve, además se arriesgan a toparse con una tormenta polar.

Los golfistas que asisten al Ocean Course Golf Course deben estar preparados para desafiar a la naturaleza y hacer frente a los fuertes vientos oceánicos, altas temperaturas y la humedad de Carolina del Sur, además de cocodrilos, víboras o serpientes cascabel que ahí habitan.

Fue inaugurado en 1991, año en que fue sede de la Ryder Cup de año, cuando el equipo de Estados Unidos derrotó al conjunto de Europa por 14.5-13.5.

El Singapore Island Country Club es uno de los más prestigiosos de la isla de Singapur. Suele ser asociado a encuentros con animales salvajes luego de que un hombre se encontrara con una cobra de poco más de 3 metros en 1982.

A los visitantes se les advierte de la presencia de animales salvajes como jabalíes, monos o serpientes y de cómo actuar frente a ellos.

Imprimir