Deportes

Oportunismo olímpico de mujer naturalizada húngara

A los 25 años, Elizabeth Swaney aprendió a esquiar, tomó clases en UTAH, aprovechó que su mamá es húngara para naturalizarze, tras comprobar que Hungría contaba con lugares disponibles para Pyeongchang 2018.

Buscó la prueba más fácil y compitió en snowboard halfpipe, prueba en la que faltaban participantes y en la que tan sólo con no caer, le aseguraba puntos, sin hacer ninguna acrobacia.

A sus 33 años eligió pruebas de Copa Mundial de estilo libre con menos de 30 participantes, que normalmente acumulan puntos con solamente finalizar, así logró los puntos necesarios para acudir a Pyeonchang y cumplir su capricho olímpico; una vergüenza para el deporte mundial.

Imprimir