Mundo

Trump ordena prohibir gadget que permite disparar rifles más rápido

El presidente estadunidense, Donald Trump, ordenó ayer a su gobierno desarrollar medidas para “prohibir todos los dispositivos” que pueden colocarse en las armas semiautomáticas para que disparen más rápido, un tema que generó debate a raíz del tiroteo del 1 de octubre pasado en Las Vegas.

“He firmado un memorando para que el fiscal general, Jeff Sessions, proponga regulaciones que prohíban todos los dispositivos que convierten las armas legales en ametralladoras”, dijo Trump en la Casa Blanca. “Espero que estas regulaciones estén terminadas muy pronto”, añadió, en un acto donde le acompañó precisamente Sessions.

BUMP STOCKS. Los dispositivos en cuestión se conocen en inglés como bump stocks. Éstos sustituyen las culatas de fábrica de los fusiles semiautomáticos para instalar una culada que incorpora un accesorio que usa el retroceso de los disparos del arma para impulsar de nuevo la culata contra el dedo.

Esto, en la práctica, permite disparar sin soltar el gatillo, como en las metralletas, lo que convierte el arma en automática en la práctica, aunque no con la misma cadencia de disparo que una arma completamente automática de fábrica (que son ilegales para el público general en EU).

Por ejemplo, el uso de este accesorio, que se vende en el mercado estadunidense por poco más de 100 dólares, permitió que el asesino de Las Vegas disparara nueve balas por segundo, cuando, normalmente, en un rifle semiautomático, donde hay que apretar el gatillo una vez por cada bala disparada, se dispara a un ritmo de dos o tres balas por segundo.

PRESIÓN. Trump, que apoya a la NRA y no mencionó el control de armas después de ninguno de los tiroteos registrados durante su primer año en el poder, ha empezado a ceder a raíz de la presión popular generada por el ataque en Parkland, del que hoy se cumple una semana.

Este lunes, Trump expresó su apoyo a un modesto proyecto de ley que busca aumentar la cobertura y la eficacia de la base de datos nacional sobre antecedentes criminales, para impedir que las personas allí incluidas puedan comprar armas.

 

Imprimir