Con Ricardo Anaya el cambio inteligente será una realidad

Jorge Romero Herrera

El domingo pasado Ricardo Anaya rindió protesta como candidato a la Presidencia de la República por la coalición “Por México al Frente”; concluyendo así un camino largo de formación de consensos y alianzas políticas, en el que los acuerdos alcanzados priorizaron un bien mayor, por encima de las ambiciones personales, de grupo y de partido: el futuro de la nación. Ahora se abre otra etapa, la del convencimiento de los ciudadanos, a través de presentar las mejores y más viables propuestas para lograr el cambio inteligente que requiere nuestro país.

El Auditorio Nacional fue abarrotado por miles de militantes de las tres fuerzas políticas que conforman la alianza. Nuestro ya candidato Ricardo Anaya estuvo también arropado por los presidentes con licencia y en funciones del PAN, Damián Zepeda y Marcelo Torres; del PRD y Movimiento Ciudadano, Manuel Granados y Dante Delgado, respectivamente; por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera; por los gobernadores de Michoacán, Baja California Sur, Chihuahua, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Baja California, Querétaro, Puebla, Quintana Roo, Morelos y Durango; así como por los candidatos a gobernador en diversas entidades y los liderazgos del PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y de la Sociedad Civil Organizada.

Destacó la presencia del “jefe” Diego Fernández de Cevallos, Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel Miranda, Emilio Álvarez Icaza, Marko Cortés, Fernando Herrera, Ernesto Ruffo Appel, Juan Carlos Romero Hicks, Héctor Serrano, Héctor Bautista, Jesús Martínez, Guadalupe Acosta, Luis Sánchez Jiménez, Juan Zepeda, Carlos Navarrete Ruiz, Angel Ávila Romero, Salomón Chertorivsky, Agustín Basave, Pilar Lozano Mac Donald, Alejandro Chanona, José Manuel Del Río Virgen, Martha Tagle y Macedonio Tamez Guajardo, entre muchos otros.

Ante ellos, Ricardo Anaya planteó un detallado mensaje del México del futuro, con una visión que propone el establecimiento de políticas públicas trascendentales que beneficiarán el desarrollo; destacó también su firme convicción de combatir los tres grandes lastres que impiden el pleno desarrollo de nuestro país: la corrupción, la violencia y la desigualdad.

Puntualmente destacó, “Además de combatir la corrupción, la desigualdad, la violencia, queremos recuperar con dignidad el lugar de México en el mundo”, dejando claro que México no pagará ni un peso por el muro que el presidente de Estados Unidos ha señalado en diversas ocasiones que pretende construir.

Además de señalar que no quiere ser Presidente de México para hacer más de lo mismo, sino para hacer realidad el cambio profundo que hoy necesita nuestro país.

Ante un entorno global de enormes retos presentes y futuros, en el que la tecnología avanza a pasos agigantados y desplaza empleos, la educación será una prioridad en su gobierno. Planteó un cambio al modelo educativo con énfasis en la educación superior, con la finalidad de fortalecer la economía del país; debiendo cambiar la mentalidad para transitar de una economía de la manufactura a una del conocimiento, recordando que hoy 4 de cada 10 jóvenes en edad de estar estudiando, no lo hace, por lo que es urgente para México elevar la cobertura en la educación superior.

Coincidimos en lo expresado por Ricardo Anaya, en que México no necesita un Mesías que cree que con su bendición lava cualquier pecado del pasado, por más grave que sea la afrenta contra el país y sus ciudadanos. Lo que urgentemente necesitamos es la aplicación de la ley. Celebramos así, su compromiso de acabar con la impunidad al señalar que “no va a haber venganza, pero si habrá justicia. El que la hizo la va a pagar”.

En estos momentos, la lucha es solo entre dos propuestas: uno con ideas antiguas, fracasadas y aliada con personas y grupos que han dañado a nuestro país y la alianza que encabeza Ricardo Anaya en la que se propone un cambio inteligente, con visión de futuro con Por México al Frente.

Estoy convencido que el mensaje que dio Anaya debe de ser replicado por cada uno de los que asistimos para hacerlo llegar a todos los rincones de México y que así se sepa que las propuestas que Ricardo Anaya plantea para un auténtico gobierno de coalición, serán una realidad.

Hoy más que nunca todos debemos de sumar esfuerzos, para que el 30 de marzo que inicie la campaña presidencial, habiendo cerrado los procesos internos de elección de candidaturas en unidad y dejando nuestras diferencias a un lado, nos centremos en mostrar a la ciudadanía que lo que importa es México.

Es el momento de que el cambio llegue para que en un futuro México sea un país próspero, más justo y con menos desigualdad que el que hoy lamentablemente tenemos.

* Coordinador del GPPAN en la ALDF

* Secretario de la Comisión de Gobierno

@JorgeRoHe

Imprimir

Comentarios