Combate a la corrupción por la vía electrónica - Sergio González | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 21 de Febrero, 2018
Combate a la corrupción por la vía electrónica | La Crónica de Hoy

Combate a la corrupción por la vía electrónica

Sergio González

Avanzan rápidamente en su implantación en todos los aspectos de la vida moderna y el ejercicio de gobierno no es la excepción, sobre todo por la ingente cantidad de información que maneja y de procesos que debe desplegar día a día. Son herramientas de adopción constante y uso común en todas las esferas de la función pública, de tal suerte que son ahora parte natural de la organización interna de las entidades gubernamentales y, cada día más, del servicio al público. Son fundamentales, pues representan bienes y servicios de primer orden para un mejor funcionamiento de la administración pública en su conjunto, con un claro componente social. Tan es así, que la Auditoría Superior de la Federación ha comenzado a fiscalizar recientemente su adquisición, uso y utilidad; la madurez y seguridad de los sistemas; así como la seguridad e integridad de la información que almacenan, procesan y distribuyen por tener un valor muy específico, con frecuencia de dimensión financiera.

Estoy hablando de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Al presentar el informe general de resultados de la fiscalización de la cuenta pública federal del año 2014, el Auditor Superior de la Federación presentó al mismo tiempo un estudio general sobre las TIC de la administración pública federal. Producto de un cuestionario aplicado a 290 órganos del orden federal, dicho estudio utilizó como parámetro principal el estándar denominado COBIT5.0, desarrollado por expertos de varios países en el marco de la Asociación Internacional de Auditoría y de Control de Sistemas, que es una herramienta que dispone objetivos de control para los sistemas de información y que es reconocido como el más socorrido internacionalmente para analizar y dictaminar la madurez y el nivel de riesgo de los sistemas.

Estamos, por tanto, ante una inédita especie de auditoría, no necesariamente atada a las otras categorías (como las de naturaleza financiera, de obra o de desempeño) que muy pronto adquirirá carta de naturalización en el lenguaje, manuales y cotidianidad de las labores fiscalizadoras y a la que hay que acostumbrarnos.

El estudio, en sus conclusiones, reporta que en general la administración pública federal carece de procesos documentados y formalizados y de mecanismos de control asociados con la seguridad de la información y administración de proveedores, así como deficiencias relacionadas con el cumplimiento de los procesos de adjudicación y contratación y del Manual Administrativo General en materia de TIC, expedido por la Secretaría de la Función Pública en marzo de 2010 con sus actualizaciones de mayo de 2014. Adicionalmente, que la aplicación de las TIC muestra muy bajos niveles de madurez y, en consecuencia, altos niveles de riesgo, sobre todo en aspectos como seguridad y continuidad; adicionalmente, que hay una inadecuada asignación de recursos humanos y materiales.

El Auditor Superior recomendó entonces la promulgación de una Ley federal que gobierne los procesos de administración, operación y seguridad de las TIC en el corto, mediano y largo plazos, como ya lo hace, por cierto, la CDMX con su Ley de Gobierno Electrónico, promulgada en octubre pasado…

gsergioj@gmail.com

@El_Consultor_

Imprimir

Comentarios