AMLO y Mikel conservadores

René Arce

El derecho de las mujeres a decidir sobre procrear o no, el derecho de los individuos a formar familias con personas de su mismo sexo, el derecho a consumir alguna droga legal o ilegal, el derecho a la muerte asistida, etc. son temas que distinguen a quienes asumen y defienden las libertades individuales frente al Estado y sus instituciones, así como contra la colectividad que, ya sea por dogmas religiosos, prejuicios raciales o creencias basadas en usos y costumbres, intentan disminuir o desaparecer estas libertades que no comparten.

Hay personas que de manera abierta aceptan su conservadurismo, intentan, a través de actos de gobierno, ya sea ejecutiva, legislativa o judicialmente, poner todas las trabas posibles para que una parte de la población no pueda libremente ejercer estas libertades.

Existen otros, ajenos al ámbito de lo laico, que desde el púlpito o la prédica religiosa conducen a sus fieles a rechazar cualquier modificación legal que permita a la sociedad decidir su conducta sobre estos temas. También hay personas que presumen ser liberales, incluso tienen a Benito Juárez y a los liberales del siglo XIX como sus guías cívicos, espirituales y políticos, asumiendo solamente lo que les conviene a sus fines particulares, es el caso de Andrés Manuel López Obrador, que cada vez que lo considera necesario para definirse políticamente, se refiere a Juárez y a Lázaro Cárdenas en su ideario; del primero, sólo rescata su austeridad republicana, olvida o simplemente jamás le ha puesto atención al respeto de muchas de las libertades individuales, por ello es que a lo largo de su trayectoria como político y gobernante siempre ha intentado ocultar su verdadero conservadurismo en temas de libertades de nueva generación.

Cuando fue Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal del periodo 2000-2006, impidió que la legislatura local aprobara leyes sobre estos temas para él espinosos, ya que le generaba enfrentamiento con las iglesias católica y protestante, con las que mantenía una buena relación, incluso a la primera le cedió un enorme terreno para la ampliación de su Basílica.

Sólo hasta que, de forma interina, quedó en su lugar Rosario Robles fue que la Asamblea Legislativa empezó a discutir y legislar sobre el tema del derecho de las mujeres a suspender el embarazo. De la muerte asistida, el matrimonio de las personas del mismo sexo, la despenalización de alguna droga ¡que horror! Ni tocarlos.

Mikel Arriola, candidato del PRI para gobernador de la Ciudad de México, recientemente acaba de declarar su oposición a los matrimonios entre personas del mismo sexo y al consumo de la mariguana, sus argumentos tienen como objetivo que los ciudadanos más conservadores otorguen su simpatía electoral hacia él, que las iglesias le den su apoyo de manera abierta como el candidato conservador que se opone a las otras candidatas, Claudia Sheinbaum y Alejandra Barrales, quienes por su origen en la izquierda política y social han apoyado el ejercicio en estas libertades.

A Mikel le preocupa el desplome del PRI, más señaladamente en la Ciudad de México intenta apuntalar la candidatura tambaleante de José Antonio Meade a la Presidencia, por ello pretende conseguir el voto más conservador, consciente de que la Ciudad de México es progresista, que sólo quedando bien con los sectores más retardatarios quizás pueda lograrlo.

A AMLO y Mikel los une su conservadurismo sobre estos temas, primeramente porque su pensamiento es contrario a estas libertades, para no quedar mal con otros sectores de la población, proponen la misma estrategia para llevar a cabo el rechazo a la generación de leyes que otorguen estos derechos. Esta estrategia es “consultar al pueblo”, seguramente mediante referéndums o plebiscitos, el mecanismo preferido de los dictadores, sean de izquierda o de derecha para suprimir libertades, mecanismo que han utilizado Fidel Castro, Nicolás Maduro, Daniel Ortega, Pinochet, Fujimori, entre otros.

Ojalá la campaña electoral sirva para que los candidatos fijen su postura sobre estas libertades con toda honestidad y sin ninguna hipocresía para hacerles ganar votos.

Mail: renearcecirigo@gmail.com

Fb: René Arce

Web: renearce.com

Tw: @renearcemx

Imprimir

Comentarios