Academia

Conmemoran 75 aniversario del nacimiento del Paricutín

El INAH y la UNAM Morelia llevan a cabo diversas actividades para recordar su surgimiento y extinción, entre ellas una exposición. Hoy se presenta libro facsimilar del Dr. Atl en la FIL de Minería

Hace 75 años nació el volcán más joven del mundo y sepultó con su lava los pueblos de Paricutín y San Juan Parangaricutiro, en Michoacán. Del primero no quedó nada, en tanto que del segundo aún pueden observarse las torres de su iglesia, que no fueron devoradas.

La erupción ocurrida el 20 de febrero de 1943 originó el Paricutín, “lugar al otro lado” en purépecha. El acontecimiento fue  un hecho de relevancia nacional e internacional por ser uno de los volcanes más jóvenes del mundo, su impacto atrajo la atención de expertos en vulcanología, científicos, artistas, cineastas y escritores.

“Este 2018 se cumplen 75 años de la aparición de este extraordinario fenómeno natural, porque se trata del único volcán nacido en ambiente continental y que fue observado desde su origen hasta su extinción”, señala Jasinto Robles Camacho, director del Centro INAH Michoacán.

El INAH ha preparado diversas actividades para conmemorar estos 75 años, a las que se sumarán presentaciones de libros y conferencias sobre vulcanología. Entre éstas, la exposición Volcán Paricutín, que se exhibe en el campus Morelia de la UNAM. 

La muestra está integrada por 21 imágenes, 15 de ellas (blanco y negro) autoría de Rafael García, pertenecientes al acervo de la Fototeca Nacional del INAH, que son parte de los registros históricos de 1943 de San Juan Parangaricutiro. 

Se complementa con seis fotografías contemporáneas tomadas por integrantes del Grupo de Peligros y Riesgos por Fenómenos Naturales del Instituto de Geofísica de la UNAM, Unidad Morelia.

Hoy, en el Museo Regional de Michoacán, Jasinto Robles moderará la mesa redonda “Material pétreo en construcciones de valor histórico”. Además, se presentará el libro, en su versión facsimilar, Cómo nace y crece un volcán. El Paricutín, del Dr. Atl, en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, evento que estará a cargo de Jaime Urrutia, miembro de El Colegio Nacional e investigador del Instituto de Geología de la UNAM.

“El Dr. Atl —suscribe El Colegio Nacional— fue amante de los volcanes y presenció aquel extraordinario acontecimiento y por varios años se dedicó a registrar el origen y la evolución del Paricutín. Su diario, acompañado de numerosas ilustraciones, pinturas, bosquejos y fotografías, así como de observaciones vulcanológicas, se publicó por primera vez en 1950 con el título Cómo nace y crece un volcán…”.

“Es un libro que invita a la reflexión del quehacer científico cuestionando las etiquetas y abriendo camino a la visión multidisciplinar”, comentó Luis Antonio Domínguez Ramírez, investigador de la ENES Morelia, durante la presentación del libro en este campus.

NACIMIENTO Y EXTINCIÓN. El Paricutín, por sus características, es un volcán monogenético, nace y muere; en su vida de apenas nueve años, transitó por varias etapas. La primera etapa, llamada Periodo Quitzocho, transcurrió entre el 22 de febrero y el 18 de octubre de 1943; la actividad de estos primeros meses se concentró en las grietas que se fueron formando en el valle, posteriormente se formó un cono de ceniza y hubo incesantes flujos de lava a los cuatro meses ya se alzaba 200 metros y a los ocho meses había alcanzado una altura de 365 metros.

La segunda etapa, llamada Periodo Sapichu, tuvo lugar entre el 18 de octubre de 1943 y el 8 de enero de 1944; en estos meses el volcán tuvo varias erupciones de lava que se fueron hacia el norte, se formaron varias grietas y canales por donde circulaba la lava y el material incandescente.

La tercera etapa, denominada Periodo Taqui-Ahuan, fue del 8 de enero de 1944 al 12 de enero de 1945, un año de actividad en donde se formaron más grietas tanto al sur como al oriente del cono principal. En este periodo también se dieron los escurrimientos de lava que más se alejaron del cono en las direcciones oeste y noroeste. En la cuarta y última etapa ocurrió el Periodo final y de Reactivación, en los meses de enero y febrero de 1952.

Imprimir