Mundo

Rusia rechaza estar implicada en bombardeos a población siria

El gobierno de Rusia rechazó ayer las acusaciones sobre su supuesta participación en los ataques y bombardeos contra la población civil en Guta Oriental, principal feudo opositor en las afueras de Damasco, en los que han muerto 296 personas y más de mil 500 han resultado heridos.
“Estas acusaciones son infundadas. No se entiende en qué se basan. No aportan ningún dato concreto. No estamos de acuerdo con ellas”, dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.
Peskov salió así al paso de las condenas vertidas tanto por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que incriminó directamente a la aviación siria y rusa, como el Departamento de Estado de EU.
Al respecto, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, denunció en Liubliana “provocaciones armadas” por parte del Frente al Nusra y de milicianos opositores en Guta Oriental.
Por otra parte, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, dijo ayer que Ankara y Damasco deben dialogar para alcanzar un acuerdo tras la invasión del ejército turco del enclave sirio de Afrín hace un mes.
Al mismo tiempo, consideró que Al Asad “debería también negociar con cada parte” del conflicto activo en su país, “incluido los kurdos”.

Imprimir