Shakhtar y el Donbás, la región que nunca conocieron... - Edgar Valero Berrospe | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 21 de Febrero, 2018
Shakhtar y el Donbás, la región que nunca conocieron... | La Crónica de Hoy

Shakhtar y el Donbás, la región que nunca conocieron...

Edgar Valero Berrospe

Cada vez que me pregunten, seguiré diciendo lo mismo, que Ucrania es una de las “verdades” peor contadas de la historia de la humanidad. Un pueblo al que le pasaron por encima a través de los siglos, todos los pueblos bárbaros, griegos, musulmanes, turcos, nazis, alemanes y hasta los rusos… Le digo esto, porque durante la Euro 2012, tuve la oportunidad, y usted que me lee, si me hace el favor desde al menos seis años, de estar en ese país y aprender mucho sobre él, como fue el año pasado en Rusia.

En el Oeste de Ucrania se encuentra una población llamada Donetsk, sede del Shakhtar, el equipo que pagó hace más de una década, más de 21 millones de euros por el delantero mexicano Nery Castillo, quien se había convertido en una celebridad en el futbol de Grecia jugando para el Olympiakos en la campaña del 2005.

En esta ciudad se encontraba, porque lamentablemente ahora está en ruinas, un precioso estadio, la Dónbas Arena, nombrada así en franca referencia a la cuenca del Río Donetsk, (Donetsk Bassin), que tuvo un costo de más de 400 millones de dólares, construido por el capricho del propietario del equipo, el magnate ucraniano Rinat Ajmetov, quien según Forbes es el hombre más rico de Ucrania y cuya fortuna de más de 16 mil millones de dólares, que se ha especulado durante los últimos tres lustros, se generó a partir del tráfico de armas y otras cuestiones nada transparentes. Pero como se dio el lujo de demandar a los diarios británicos que lo acusaron de tener una dudosa reputación y de haber obtenido su dinero de forma ilegal durante los 20 años en los que no se supo nada de él, ya nadie habla del tema en Europa.

Este estadio es o era la casa del Shakhtar, y una de las sedes de la Eurocopa, donde se jugó la semifinal en la que España venció en penalties a Portugal rumbo a lo que sería su tercera coronación continental desde 1964, y segunda consecutiva tras el título obtenido ante Alemania en el 2008, pero el escenario, lamentablemente quedó en medio del fuego cruzado de las fuerzas prorrusas y el ejército de Ucrania. Hoy el escenario está en ruinas.

El Shakhtar, que incluso tuvo a partir del 2013, problemas para que los jugadores que tenía contratados regresaran al país después de las vacaciones de verano, tuvo que irse de la ciudad porque se desató aquella guerra intestina tras la anexión de la Península de Crimea por parte de la Federación de Rusia (no la de futbol) y encontró un rápido refugio en el Estadio Olímpico de Kiev, lamentablemente, en ese escenario es donde juega el equipo más popular del país, el histórico Dínamo de Kiev, y esto resultó en que lejos de ser apoyado en sus partidos como local, el Shakhtar, es visto con envidia por ser propiedad del magnate ucraniano era recibido como enemigo en sus juegos como local.

Ante estos problemas, regresó un poco al este, a la ciudad de Kharkiv, donde el Metallist les dio cobijo, sobretodo, porque en medio de la guerra civil que azota a este país desde 2013, la economía se ha venido abajo y de hecho, ha forzado incluso la desaparición de siete equipos de la Liga Premier de Ucrania, el FC Krybas, el Arsenal Kiev, Melalist Donetsk, Metalis Zaporozhie, Oblon Kiev, FC Sevastopol y Tariya Simferopol, aunque estos dos últimos a consecuencia de la anexión de Crimea por parte de Rusia.

La Donbás Arena es ahora un refugio y un campamento para familias que no tienen donde vivir, el equipo entrena y sus jugadores viven en Kiev, sus partidos oficiales de la Liga los juega en L´viv, una ciudad cercana a la frontera con Polonia en el extremo opuesto de Donetsk. Su duelo de ayer, en el que venció a la Roma de Italia, se llevó a cabo en Kharkov, de allí que el mérito de la victoria sea mayor.

Entre muchos problemas hoy la Liga de Ucrania juega con 12 equipos, al cabo de las confrontaciones de ida y vuelta, se juega una segunda ronda donde seis equipos juegan una liguilla por el título y por los puestos en las competencias europeas, mientras que los otros seis disputan el no descenso.

La guerra, vino providencialmente, podría decirse, para el Dínamo, a terminar con una serie de fracasos locales ante el poderío del Shakhtar, el que tras su aparición en el año 2000, ha capturado diez de las 17 temporadas que se han disputado desde entonces, incluyendo una racha de cinco títulos consecutivos entre 2010 y 2015 y el de la campaña 2016-17, justo por el que está participando en la Champions League en estos momentos.

Una historia para contar es la del ex capitán de la Selección de Croacia, Dario Srna, quien es capitán del Shakhtar, lleva ya más de 14 temporadas en el cuadro ucraniano y dijo que no se iría de Ucrania sin antes ganar una competencia importante con su equipo, lo cual sucedió en 2009, cuando se coronó campeón de la Copa de la UEFA venciendo al Werder Bremen de Alemania.

Esta no es la primera vez que Srna, hijo de padre bosnio y madre croata, quien es el jugador de su país que más partidos ha jugado con la Selección Nacional, enfrenta una guerra de este tipo, pues era un niño de ocho años cuando estalló la guerra de los Balcanes que concluyó con el desmembramiento de Yugoslavia, y se ha convertido en un activo promotor de la ayuda a los niños y a las familias afectadas por la guerra entre prorrusos y ucranianos.

En más de una vez ha dicho que extraña haber dejado Donetsk ciudad a la que considera su casa, por la que siente un gran cariño y que ha representado con mucho orgullo, algo que probablemente muchos de sus compañeros no puedan sentir, porque 18 de los actuales integrantes del plantel, fueron contratados después de que inició la guerra en el 2013 y el equipo tuvo que dejar atrás la región del Donbás, por lo que juegan para un equipo, que representa a un lugar que jamás han pisado.

evalerob@aol.com

www.twitter.com/evalerob

edgarvalero.wordpress.com

youtube/evalerob

 

 

Imprimir

Comentarios