Espectáculos

Knightfall: la lucha sagrada llega a la televisión

Entrevista. El actor Simon Merrells comparte con Crónica su reflexión como parte de esta producción que habla sobre el poder ideológico de la religión

"Tomen todas las vidas que sean necesarias”, dice un hombre ataviado con una pesada armadura mientras sujeta su espada y mira a los pocos soldados que conforman su tropa a los ojos. “Respondemos ante Dios”, continúa antes de lanzarse al campo de batalla en los primeros minutos del que será el episodio piloto de Knightfall: La Guerra por el Santo Grial, una nueva serie que estrenará hoy a las 22 horas.

El punto central de este drama basado en la historia real de los Caballeros Templarios es precisamente el principio del fin de esta hermandad secreta donde los miembros pasaban sus vidas defendiendo a los peregrinos y poniendo en alto los ideales del cristianismo mientras peleaban a capa y espada para morir por sus votos antes de dejar que alguien los ofendiera.

“Eran una organización muy específica de ese tiempo”, dice Simon Merrells en entrevista con Crónica.

“Obviamente la religión sigue estando con nosotros, pero el Universo y la forma en que la gente creía era totalmente diferente. Literalmente estaban salvando su alma porque tenían que hacerlo”, agregó.

En la serie, Merrells es el encargado de dar vida a Tancrede, un caballero firme, valiente y diestro con las armas, pero sereno ante las situaciones de riesgo y que sabe poner sus ideales por sobre todo lo demás.

El actor, quien previamente participó en títulos como Spartacus o Dominion, ocupó de un largo entrenamiento para aprender no sólo los códigos de combate de los Templarios, sino también la ideología que dictaba su estilo de vida. “Cuando lees todo, te sumerges en el personaje”.

Y es que su ideología no es algo inventado que pueda aprenderse de un momento al otro. Al contrario, como explica Dan Jones, el consultor de la serie, “ellos tenían reglas monárquicas y militares tan ridículas que no lo creerías”. Por lo que para crear este drama histórico, que combina la fantasía del medievo con el relato verdadero de lo ocurrido en el siglo XIV, en la producción se tomaron “la libertad de jugar a ver qué pasaría cuando un Caballero rompe las reglas: ahí está lo divertido”.

Jones, quien además es historiador y el autor de The Templars, libro que sirvió como base documentada para Knightfall, señaló que aunque el tema religioso sea central, no es una “crítica a lo que ocurre actualmente”, aunque el hecho de que se le pueda dar esa lectura le resulta entretenido. La verdad es que para él, “es un producto de entretenimiento”.

“Tengo sentimientos mezclados sobre los jóvenes que van juntos y tratan de hacer proselitismo con su religión. Sabemos que eso no ha traído nada bueno en general”, confiesa, pero al final, “es una sensación que tiene que ver con una organización específica de ese tiempo… aunque podamos pensar en muchos líderes actuales con esa postura”, añade ya entre risas.

Knightfall cuenta en 10 episodios cómo los últimos Caballeros Templarios están en búsqueda del Santo Grial, la mítica copa de la que bebió Jesús en la Última Cena. Mientras siguen las pistas hasta su destino, intentan salvarse de su propia extinción aunque eso implique romper las promesas que han mantenido durante toda su existencia.

“El Grial en la vida real era algo más bien metafórico”, aclara Jones, aunque para la serie se decidió utilizar una copa tal cual: “Era una representación del poder, a la que se le atribuían características mágicas. Cada quién podría tener su propio Grial si se lo imagina”, comentó el historiador.

¿Y cuál sería el Grial de nuestra época? “La inmortalidad”, dice también riendo pero apresurado Merrells. Ya en un tono más serio, explica: “Creo que el Grial está en la medicina y se ha ocultado. Con todas las herramientas descubiertas, hay los suficientes adelantos para mejorar la vida de todos, pero el interés se resguarda por algunas fuerzas ocultas.

“Si se liberara este bloque de idea, el mundo sería un lugar mejor y se acabarían los conflictos en el mundo. Esto no es un objeto tal cual, es una fuerza que existe y está ahí afuera… ¿Algo de lo que dije tiene sentido?”, bromea de nuevo Merrells para cerrar su teoría de la conspiración sobre el Santo Grial de nuestro tiempo.

Sus diez episodios buscarán reconstruir esta historia de la Edad Media con sangrienta credibilidad: por qué, en 1307, el Rey Felipe IV de Francia ordenó perseguir y destruir a los Templarios, símbolos de las batallas en Tierra Santa. Los militares expertos que juraron resguardar las reliquias de la Cristiandad y los tiránicos secretos que podían destruir a la misma Iglesia. ¿Por qué fueron traicionados y liquidados? Lo revelará Knightfall desde la noche del jueves, por History.

Imprimir