Mundo

Dimitió el número dos de Unicef por acoso sexual a trabajadoras de Save The Children

El director general adjunto del Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef), Justin Forsyth, renunció ayer a su cargo tras haber sido acusado de acoso sexual o conducta inapropiada, contra tres trabajadoras de la organización Save The Children, cuando era consejero de esta ONG británica, en un nuevo escándalo de acoso por parte de personal de organizaciones de ayuda humanitaria, destacaron medios internacionales.
Forsyth dimitió tras conocerse las quejas que recibió de tres mujeres en su anterior trabajo, informó Unicef.
El hasta ayer número dos de Unicef, que ocupaba ese cargo desde 2016, está acusado de comentar la vestimenta de las empleadas de Save the Children y de mandarles mensajes de texto y expresarles lo que sentía por ellas, informó la cadena BBC.
Según la fuente, Forsyth envió un “bombardeo” de mensajes a las trabajadoras y las hizo sentir “profundamente incómodas”, y si no respondían él las convocaba a una “charla privada” por correo electrónico.
El directivo, que fue investigado por Save the Children en cada ocasión y creía el asunto “cerrado”, aseguró que se había “disculpado sin reservas” con las empleadas y admitió que había cometido “algunos errores personales” en esa época.

Imprimir