PRI. Con el equipo titular - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 22 de Febrero, 2018
PRI. Con el equipo titular | La Crónica de Hoy

PRI. Con el equipo titular

Juan Manuel Asai

Con los momios en contra, los priistas resolvieron poner toda la carne en el asador. No les queda otra. Las probabilidades de que conserven la Presidencia de la República son escasas, aunque no imposibles, por lo que intentarán dar la sorpresa, hacer la chica, poniendo en la cancha a su equipo titular para la campaña presidencial 2018.

No importa si sus integrantes se caen bien o mal, si están resentidos o decepcionados, si son del grupo de presidente o del candidato. Los mejores tienen que pisar el césped. Esa es la lectura del anuncio de los nuevos coordinadores regionales y de la foto en la que un puñado de priistas notables flanquean a su candidato presidencial con el pulgar en el alto y un gesto que los optimistas empedernidos pudieran describir como una sonrisa, pero quién sabe.

Ahí están, entre otros, Beltrones, Osorio, Eruviel, Nuño, Paredes, Juárez, Ochoa y claro Meade. No salieron en la foto, pero también juegan, Peña y Videgaray. A los que hay que agregar a los integrantes del cuarto de guerra del candidato, con gente como Lozano, Rubio, Herrera, Martel, Galindo. A ellos hay que sumar los coordinadores parlamentarios que tiene voz como Gamboa y Camacho y dirigentes partidistas como Ruiz Massieu, Zamora, Aceves, Iriarte, Moreira y otros cuadros más que escapan a mi memoria.

El proceso de selección del candidato presidencial dejó gente lastimada. Tengo la convicción de que los priistas sabían que tenían solo dos opciones: Meade o Narro. El exsecretario de Hacienda contó en todo momento con el respaldo de Videgaray y eso inclinó la balanza. Es sin duda una buena opción. Nadie dice que sea un tipo carismático, pero sí es un servidor público excepcional, sin negativos, conoce bien al país y tiene un proyecto. Nada de eso será suficiente para ganar sino cuenta con el respaldo de la estructura del PRI a pesar de que Meade no sea militante. Para él la presencia del PRI es al mismo tiempo una losa y una plataforma. Los escándalos de corrupción del puñado de gobernadores no solo pillos, sino cínicos, le pesan demasiado, pero sin la estructura territorial del partido, sus gobernadores, sus operadores y claro el gobierno de la República no tiene ninguna oportunidad de ganar.

Que todos aparezcan en la foto no quiere decir que todos hagan el mismo esfuerzo, pero por lo menos no jugarán las contras, que es ganancia. El caso de Osorio Chong lo ejemplifica. El hidalguense asumió la coordinación de las campañas de senadores. Desde antes que se conozcan los nombres ya es su jefe, de modo que su nombramiento como coordinador parlamentario es un mero trámite. Puede decirse, sin exagerar, que Osorio tiene hoy más oportunidades de despachar en el Senado, incluso de presidir ese cuerpo legislativo, que Meade de despachar en Los Pinos. Como las batallas políticas en el Congreso son cosa de números, para Osorio es vital encabezar una fracción importante, numerosa, con capacidad de negociación. Cada triunfo de un senador priista lo empodera. Acostumbrado a las largas jornadas de trabajo, Osorio sudará la camiseta, porque le conviene hacerlo.

Y así en otros casos. En el año 2000 los priistas probaron la fría banca de la oposición y ahí se quedaron largos 12 años hasta que Enrique Peña apareció en el escenario. Hoy caminan a unos pasos del desfiladero. Si quieren ganar tienen que hacer un esfuerzo supremo. Igual y ni así lo logran, pero si se quedan pasmados estarán dentro de poco fuera de la jugada.

 

Juan Manuel Asai
jasaicamacho@yahoo.com
@soycamachojuan

 

 

 

 

Imprimir

Comentarios