Nacional

Reglas de origen, punto clave para la séptima ronda TLC

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, prevé que la séptima ronda de negociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) sea de mayor complejidad, pues se planea abordar temas “álgidos” como el de las reglas de origen de los productos que se comercializan entre México, Estados Unidos y Canadá.

El funcionario adelantó que México presentará en la séptima Ronda del TLCAN, la cual arranca el próximo domingo 25 de febrero, una propuesta para modernizar las reglas de origen sin que afecte de manera significativa el contenido nacional mexicano, principalmente en el sector automotriz.

“No podemos evitar que a partir de la séptima ronda tenemos que empezar a negociar los temas complejos que están asociados con nuevas visiones de política pública, donde uno de los tres socios considera que los déficits comerciales son nocivos, cosa que no compartimos. Es a partir de la séptima ronda donde se empezarán a analizar reglas de origen, tenemos que entrar a temas como las propuestas ya abiertamente diferentes”, dijo.

Si bien aún no se tiene detallado en qué consistirá la propuesta que presentará la delegación mexicana en la próxima ronda respecto a las reglas de origen, los líderes del sector automotriz, como el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, consideran que el plan que presentará el gobierno federal no resolverá a fondo las diferencias de contenido nacional, sino que sólo serán medidas paliativas previo al proceso electoral.

Solís opinó que las reglas de origen deben de mantenerse como están actualmente, sin embargo, Estados Unidos ha expresado su interés en que se eleve del 62.5 por ciento actual al 85 por ciento. Además de que se tenga un 50 por ciento de contenido estadounidense.

Las reglas de origen de la industria automotriz, significa el porcentaje de materiales nacionales que debe tener un automóvil construido en la región para no pagar aranceles.

Por otro lado, Guajardo señaló que en la próxima Ronda del TLCAN, México mantendrá su propuesta de realizar una evaluación del acuerdo comercial de manera quinquenal, cláusula que estuvo ausente en el primer NAFTA y por lo tanto se está viviendo la consecuencia de no haber evaluado y renovado lo que faltaba por modernizar.

“Es que por eso que estamos aquí, no fuimos capaces de cuestionar los grandes beneficios que este acuerdo ha tenido y por eso, al año 20, de repente estamos entrando en un debate sobre el funcionamiento”, lamentó.

Por su parte, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, recordó que son los propios empresarios los que han expresado a los gobiernos de Estados Unidos, México y Canadá, que el TLCAN ha fomentado una mejor productividad y ha impulsado las cadenas de valor. “Ha resultado ser un buen negocio para los tres países”, dijo.

 

TLCAN

La ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Margarita Luna Ramos, consideró positivo que en la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) se incluyan capítulos que den preferencia a la equidad de género, pues al ser un acuerdo internacional, se promovería la participación de mujeres en varios sectores productivos a nivel global.

“Sería maravilloso. La idea es que la igualdad de género se incluya en todos los ordenamientos que de alguna manera regulen la conducta humana, y el TLCAN es un tratado internacional que pretende regular las relaciones comerciales entre México, Canadá y Estados Unidos, por lo cual sería muy productivo”, dijo en entrevista luego de recibir el premio de Equidad de Género, otorgado por la Fundación Miguel Alemán.

En su visita a México a finales de octubre pasado, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, propuso ante el pleno del Senado la creación de un capítulo de género en la modernización del TLCAN, esto con el objetivo de impulsar los derechos de las niñas y mujeres, así como mejorar la calidad de los empleos.

Miembros del sector privado, como el presiente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, coincidieron en que incluir a la equidad de género en el acuerdo comercial trilateral, fomentaría las oportunidades de empleo para mujeres y elevaría los salarios, provocando un mejor entorno social y económico en los tres países.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México habitan 119 millones de personas, de las cuales 61.4 millones son mujeres; además, estudios han comprobado que actualmente todavía existen diferencias salariales entre hombres y mujeres, lo que frena el desarrollo económico no sólo del país sino a nivel mundial.

Según la consultoría Global Diversity Practice, en el mundo los hombres ganan en promedio 23 mil 415 dólares anuales, mientras que las mujeres obtienen sólo 11 mil 277 dólares.

A pesar de los beneficios que pueda traer incluir un capítulo de Equidad de Género en acuerdo comercial norteamericano, todavía no se han logrado avances en las negociaciones del TLCAN por parte de los representantes de los tres países.

Aún cuando todavía existen retos por superar en materia de igualdad entre hombres y mujeres, la ministra Luna Ramos resaltó que las instituciones como los partidos políticos, el Consejo de la Judicatura Federal, el Tribunal Superior de Justicia y algunas empresas, ha tomado medidas para incluir en sus principales cargos a las féminas.

“Nos hace falta camino por recorrer, sin embargo creo que hemos avanzado mucho”, dijo Luna, quien resaltó que en los 200 años de historia que lleva la SCJN, ya suman 11 las mujeres que han sido ministras y que han luchado por impulsar las decisiones que favorezcan la igualdad de género.

 

Imprimir