Academia

Mexicano inventa, patenta y exporta apagadores de electricidad inteligentes

El ingeniero mexicano Dan Nurko, egresado de la Universidad Iberoamericana, creó, patentó y ya comenzó a exportar a Estados Unidos un invento original consistente en apagadores eléctricos sin cableado que se integran a sistemas de domótica o iluminación de casas inteligentes. Adicionalmente, ya se encuentran negociando la venta de su producto a tres de los mayores fabricantes de focos de todo el mundo.

El invento obtuvo su patente en Estados Unidos en un tiempo récord de 5 meses, lo que es mucho menor del tiempo promedio para patentar en ese país, que es de entre uno y dos años. La velocidad  con la que se le otorgó la patente se debe a que su invento es totalmente original, pues se pueden instalar nuevos apagadores y encendedores de luz en casas sin necesidad de recableado. Al incorporarse estos apagadores a otros equipos de iluminación inteligente se pueden prender y apagar luces por medio de la voz o de movimientos de la mano que se hacen frente a sensores.

En entrevista con Crónica, Dan Nurko explicó que para tener la versión final de su producto hizo más de 100 prototipos en dos años y que gran parte del trabajo se pagó con financiamiento obtenido por donadores. A partir de este invento, Nurko fundó la empresa de base tecnológica Kleverness, que actualmente negocia la distribución de su invento con tres de las más grandes proveedoras de materiales para la construcción en Estados Unidos.

“El corazón de Kleverness o la invención principal es un apagador inteligente de luces que puede funcionar sin recablear la casa. Todos los demás apagadores inteligentes que se venden en el mercado requieren que la casa sea recableada puesto que los apagadores necesitan energía. En nuestro caso, materializamos una idea que salió de una tesis en la Universidad Iberoamericana donde encontramos una forma electrónica de poder tener un apagador de luces inteligente, sin tener que recablear, únicamente usando la instalación eléctrica que ya tenía anteriormente la casa donde lo deseas usar. Esto permite adquirirla e instalarla a un precio muy bajo”, dice Dan Nurko, quien usó este trabajo para titularse como ingeniero en Mecatrónica de la UIA.

La idea comenzó a avanzar, desde una tesis hasta un producto, al identificar que hay un gran mercado para productos que se incorporen a diferentes modelos de casas inteligentes.

Esta invención no requiere del cable de neutro. Es como si un circuito electrónico funcionara sólo con el positivo o sólo el negativo, el dispositivo está súper restringido en energía. Es decir que se requiere muy poca energía para trabajar.  Para llegar a la versión final de los apagadores se requirieron probar cerca de 100 prototipos o versiones previas porque el apagador tiene varios componentes que se  necesitaban probar con bajas cantidades de energía, como un microprocesador, y algunas luces LED.

“El reto fue diseñar un apagador que funcione con muy poca energía como un dispositivo inteligente”, dice el ingeniero egresado de la Universidad Iberoamericana.

Iván Fernández, fue el consultor en propiedad intelectual que ayudó a Dan Nurko a conseguir la patente en un tiempo récord, desde sus oficinas en el grupo de propiedad intelectual Clarke, Modet & Co.  Al hablar con este diario explicó que para identificar que el invento es original se hizo una búsqueda internacional y aunque se encontraron algunas ideas similares, muchas de ellas originadas en China, se encontró y demostró que el sistema de apagadores sin cableado era totalmente original.

“En sólo cinco meses, la oficina de patentes de Estados Unidos nos respondió la solicitud que hicimos y nos informó que la  solicitud se analizó, se hizo un examen técnico y que la solicitud tal como fue redactada estaba lista para ser patentada”, explicó Fernández.

Imprimir