“Sólo la medicina preventiva permitirá evitar la pérdida o discapacidad visual”: Francisca Domínguez | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 24 de Febrero, 2018

“Sólo la medicina preventiva permitirá evitar la pérdida o discapacidad visual”: Francisca Domínguez

“Sólo la medicina preventiva permitirá evitar la pérdida o discapacidad visual”: Francisca Domínguez | La Crónica de Hoy

Uno de los mayores problemas en el diagnóstico del glaucoma es que los pacientes no se dan cuenta del desarrollo de la enfermedad hasta qua ya hay un deterioro. Es asintomática, no genera molestias, por lo que cuando el paciente acude al especialista ya es muy tarde y su discapacidad visual es grave.

Actualmente, el padecimiento se puede detectar mediante estudios llamados “examen del fondo del ojo” y el “estudio de tomografía óptica coherente”; no obstante, aunque se realicen de forma temprana, detectan el glaucoma cuando hay un daño y la pérdida de capas de fibras nerviosas.

En este escenario, investigadores de la UNAM, el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) y el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), encabezados por Francisca Domínguez Dueñas, desarrollan una prueba diagnóstica que prevenga el glaucoma antes de que se presente algún daño. Ésta consiste en la detección de biomarcadores proteicos, característicos de la enfermedad, mediante una muestra de sangre.

Para ello, toman una muestra de sangre y mediante análisis de proteínas, proteómica, revisan el perfil proteico para diferenciar si hay alguna anomalía y correlacionarla con la clínica.

“La prueba consisten en tomar una muestra de sangre que se analiza con espectrometría de masas para identificar proteínas que se expresan diferente en pacientes con glaucoma, a diferencia de cómo lo hacen en personas sanas”, señala en entrevista la académica de la Facultad de Medicina de la UNAM y subdirectora de Oftalmología del INR.

Al analizar los diferentes tipos de proteínas entre pacientes, los investigadores son capaces de diferenciar potenciales biomarcadores que servirán para un diagnóstico. Hasta ahora han identificado alrededor de 100 proteínas vinculadas al glaucoma, número que buscan reducir a una decena para obtener una prueba diagnóstica exclusiva para mexicanos.

Otro paso en la investigación es la validación de los posibles biomarcadores. Entre este conjunto de 50 candidatos, los científicos deben probar cuáles son los mejores y efectivos. Para realizar este análisis, los expertos necesitan llevar a cabo pruebas clínicas, es decir, personas en quien probarlos.

Por ello, los institutos de salud participantes, la UNAM y la Asociación para evitar la ceguera en México llevaron a cabo una campaña para que la población capitalina participe en el estudio, donde además recibieron una evaluación completa de su salud oftalmológica.

Las evaluaciones se realizan en el INR desde del 29 de enero y terminarán el 28 de febrero, las cuales sólo son para personas mayores de 40 años y con una cita previa que debieron registrar en contactoveportusojos@gmail.com

Los investigadores buscan en los asistentes aquellos que tengan las características proteicas donde puedan emplear a sus candidatos a biomarcadores, pero además permitirá detectar si han desarrollado otro tipo de padecimiento que deba ser atendido.

AVANCE. Domínguez Dueñas señala que además de este proyecto, estudian otras líneas de investigación en el área de glaucoma, como el desarrollo de tratamientos más efectivos, como el láser micropulsado para disminuir la presión ocular, así como el desarrollo de tecnología quirúrgica mínimamente invasiva. “Entre otras tecnologías que estudiamos se encuentra uno donde se aplica láser al trabéculo, que es el sistema de drenaje del ojo”. 

La científica señala que el desarrollo tecnológico para la cirugía ha sido muy importante para tratar el padecimiento de forma y evitar la pérdida visual. “Definitivamente la ciencia y tecnología han avanzado mucho para ofrecer tratamientos tempranos en este padecimiento”. 

La especialista recordó que no es posible revertir el padecimiento, pero un diagnóstico temprano permite dar un tratamiento oportuno y bajar la presión intraocular con medicamentos, láser o cirugía, y así evitar pérdida visual. 

De acuerdo con la Asociación para evitar la ceguera en México, en América Latina y el Caribe el glaucoma afecta a 520 millones de personas, mientras que en México cuatro millones de mexicanos lo padecen, alrededor del cuatro por ciento de las personas mayores de 40 años. Cerca del 75 de los individuos con el padecimiento desconocen que la tienen.

“La población debe realizarse un examen oftalmológico anual a partir de los 40 años. La única forma de detectar la enfermedad de manera temprana es acudiendo a una consulta oftalmológica cuando aún no hay síntomas, es decir, requerimos enfocarnos en la medicina preventiva para resolver o evitar la pérdida o discapacidad visual”, refiere Domínguez Dueñas. 

El glaucoma es la segunda causa de ceguera irreversible, solo por detrás de las cataratas, y en 85 por ciento de los casos la pérdida de la vista es evitable.

No existe una correlación directa de enfermedades sistémicas con el desarrollo del glaucoma, pero sí factores de riesgo para su desarrollo, como antecedentes familiares, la hipertensión ocular y la edad arriba de 60 años. Si bien, estos  aumentan la prevalencia de manera importante, hay otros factores no relacionados directamente, pero que estadísticamente representan una alerta para los pacientes, como la hipertensión arterial sistémica, diabetes mellitus y miopía. 

Los especialistas recomiendan que las personas con estos factores de riesgo deben acudir con su oftalmólogo.

Imprimir