Es urgente rescatar al poder legislativo - Maria Elena Álvarez de Vicencio | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 25 de Febrero, 2018
Es urgente rescatar al poder legislativo | La Crónica de Hoy

Es urgente rescatar al poder legislativo

Maria Elena Álvarez de Vicencio

La división de poderes se inspiró en el pensamiento de la Ilustración en el siglo XVIII. Su objeto fue el impedir que los gobernantes abusaran de sus cargos en perjuicio de los ciudadanos. Muchos países lo adoptaron pero no todos los respetan plenamente, México entre ellos.

Legalmente en México hay División de Poderes, pero en la realidad ha existido un claro predominio del poder ejecutivo sobre los demás poderes, tanto en lo federal como en lo local. Durante décadas fue un régimen presidencialista en el que el titular del Ejecutivo, con el partido hegemónico, ejercía amplias facultades, no solo constitucionales, sino “meta constitucionales”. Hoy es menor pero todavía existe.

El título tercero de nuestra Constitución se refiere a la División de Poderes y señala que el Supremo Poder de la Federación se divide para su ejercicio en Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Menciona en primer lugar al Poder Legislativo, el cual se deposita en un Congreso general que se dividirá en las Cámaras de Diputados y de Senadores.

Las facultades que en ese artículo se les señalan a este poder se reparten entre ambas cámaras y las principales se refieren a la aprobación de leyes, reglamentos, presupuestos asignados al Ejecutivo y lo relativo a las relaciones internacionales. También le señala la función de fiscalizar al Ejecutivo sobre el ejercicio de dichos presupuestos y su apego a la Constitución. Posteriormente se le han agregado algunas funciones como la de aprobar el nombramiento de cargos en el Ejecutivo y en el Judicial.

Sin embargo, en la Constitución no hay ninguna facultad ejecutiva asignada al Poder Legislativo, pero a través de los años, a las Cámaras y especialmente la de Diputados, se han asignado facultados ejecutivas que contradicen su esencia, como el disponer de partidas del presupuesto para aplicarlas personalmente, de acuerdo con Presidentes Municipales a programas específicos, usurpando facultades del gobierno estatal, (de allí surgieron los moches).

En la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, acaba de suceder algo similar. Se formó una “Comisión” de Legisladores Locales para ejercer y administrar un presupuesto millonario, destinado a la reparación de los daños causados por los sismos. Esta “Comisión” se tardó en iniciar los trabajos, tal vez no se ponían de acuerdo en determinar a la campaña de quién o de qué partido se beneficiaría con tales obras. Se tuvo que crear una ley para anular tal comisión y formar una que dependiera del Ejecutivo, ya que el Legislativo no debe EJECUTAR.

Éste es un ejemplo que apoya la necesidad de revisar las prácticas inconstitucionales en las que han caído los Congresos, Federal y Locales, al asumir funciones que constitucionalmente no les corresponden.

Eliminar estas prácticas nos llevará a replantear cuál debe ser el perfil de los diputados y cómo organizar las Cámaras. No se requieren legisladores de tiempo completo para legislar, se requieren personas capacitadas en distintas áreas, que podrían seguir con su profesión, acumulando la experiencia de lo que el país necesita. La reelección de los legisladores le permitirá al país crear un cuerpo capaz, con experiencia, con arraigo y reconocimiento ciudadano. Los legisladores estarían apoyados por un equipo institucional de la Cámara, especializado en técnica legislativa que plasmarían las demandas ciudadanas en las leyes necesarias. Para los asuntos que no requieran leyes, los legisladores aprobarían las comisiones dependientes del Ejecutivo, para que les dieran solución.

Hay que profesionalizar a los Congresos, Federal y Locales. Se requieren menos legisladores, con menores sueldos y con probada ética y capacidad profesional. Las campañas electorales las harían en los partidos con el financiamiento que éstos reciben y con sus afiliados.


Doctora en Ciencias Políticas
melenavicencio@hotmail.com

 

Imprimir

Comentarios