Ciudad

“Prudencia y decisión”: Graue a directivos de la UNAM; rechaza vigilancia armada en el campus

El rector lamentó que las acciones no han sido suficientes para erradicar el comercio de sustancias ilícitas

Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pidió al cuerpo directivo estar atentos a los acontecimientos que puedan presentarse en los próximos meses con la finalidad de “actuar con decisión, prudencia y anteponiendo los intereses de la máxima casa de estudios”.

Afirmó que no existirá vigilancia armada dentro de las instalaciones de Ciudad Universitaria, a pesar de que esto se ha pedido y exigido; “vivir constantemente en un estado de vigilancia armada nunca fue, ni será una opción a ser considerada”, insistió.

En lo que respecta a los problemas de narcomenudeo en algunos puntos del campus, y después de que la tarde de ayer se registró una balacera, Graue Wiechers hizo un llamado a los jóvenes estudiantes: “les solicito que se alejen de aquellos que distribuyen sustancias nocivas para su salud; que entiendan que ellos viven mundos ajenos a los nuestros, que no son sus amigos y que representan relaciones de peligro e inseguridad”.

El rector de la UNAM afirmó que el tiroteo registrado la tarde del viernes entre las facultades de Ingeniería y de Contaduría puede ser una consecuencia de las medidas implementadas por la Rectoría con la finalidad de combatir el narcomenudeo en Ciudad Universitaria.

Dijo que las acciones implementadas de disuasión y prevención, no han sido suficientes para erradicar el comercio de sustancias ilícitas.

“Aislamos los espacios en que los narcomenudistas se habían asentado, iluminamos zonas, cambiamos y multiplicamos luminarias, ampliamos vigilancia y sistemas de seguimiento y estrecharnos la colaboración con las autoridades competentes de la Ciudad de México”, explicó.

Incluso aseveró que producto de esta colaboración es que se ha logrado la detención de 30 individuos en los alrededores de CU.

El rector afirmó que tras la lucha contra los narcomenudistas se ha logrado fragmentarlos, sin embargo, se han dispersado a otras zonas del campus.

Al respecto, asumió la total responsabilidad por el efecto colateral que las medidas adoptadas ocasionaron y lamentó el fallecimiento de ambos jóvenes al ser víctimas de la desesperanza en la que están envueltos algunos jóvenes.

“La universidad, desde hace ya años, no había sufrido actos de violencia entre grupos del narcomenudeo y es muy doloroso que los hayamos vuelto a experimentar”, comentó.

Aseguró que el camino que la administración ha trazado ante las medidas implementadas para mantener las condiciones de seguridad en la universidad, son las correctas y la UNAM continuará empeñando las acciones a pesar de los acontecimientos registrados en los últimos días.

Explicó que si la rectoría pidiera el desalojo del narcomenudeo a través de las fuerzas policiales, eso generaría lesiones a inocentes y no se garantiza la ausencia permanente de los grupos delictivos.

“Por eso, el camino seleccionado es el correcto. Es un camino difícil que indudablemente requiere mejorarse y reforzarse, pero ese es el mejor camino para la universidad”, expresó.

Recalcó que aunque en los próximos días se presenten críticas ante las decisiones tomadas para la comunidad y se aconseje utilizar un sistema con mayor agresividad o incluso se aprovechen los momentos políticos electorales para desestabilizar la administración, “no lo lograrán si se trabaja en unidad”.

Enrique Graue, señaló que se tiene la conciencia de la fragilidad de la seguridad con la que cuenta el plantel, sin embargo, aseguró que la fuerza está en el saber, libertad, autoridad moral y respeto a la normatividad universitaria.

“Continuaremos actuando con estricto apego a la legalidad, cuidando de la seguridad de nuestras instalaciones, mejorando nuestra capacidad de disuasión y vigilancia, denunciando a los delincuentes y evitando el ingreso de aquella violencia que pudiera acarrear más violencia”, puntualizó. 

Imprimir