El Buzón

Lectores

Buzón
Respuestas a Isidro H. Cisneros


*

Señor director:

De nuestras páginas web y redes sociales hemos obtenido los siguientes comentarios sobre  la columna de nuestro colaborador Isidro H. Cisneros, “Cambio de Régimen”, presentada durante la semana que termina.

Eduardo Maurizio Olivoni señala:
Nuestro país se incorporó con retraso al debate sobre el cambio político, debido a que vivió una democratización imperfecta en comparación con el resto de los países de la región.
No obstante, existe la convicción de que el cambio de régimen, mediante un adecuado diseño institucional, aumenta las posibilidades de alcanzar el objetivo político –aún pendiente– de una efectiva democratización. En este contexto, resulta imperativo determinar las reglas que deben establecerse o modificarse, para lograr la gobernabilidad democrática y reducir el desencanto ciudadano.

Alberto Ayala Fernández recuerda a uno de los políticos mexicanos más emblemáticos del siglo XX mexicano:
Se cumplió la profecía de López Mateos.
Discurso del presidente de México, Adolfo López Mateos.
Palabras Sabias y Premonitorias, en el Acto de la Nacionalización de la Industria Eléctrica. Fechadas el 27 de septiembre de 1960.
Pueblo de México:
Les devuelvo la energía eléctrica, que es de la exclusiva propiedad de la nación, pero no se confíen porque en años futuros algunos malos mexicanos identificados con las peores causas del país intentarán por medios sutiles entregar de nuevo el petróleo y nuestros recursos a los inversionistas extranjeros. Ni un paso atrás, fue la consigna de don Lázaro Cárdenas del Río, al nacionalizar nuestro Petróleo.
“Hoy le tocó por fortuna a la Energía Eléctrica”. Pueblo de México, los dispenso de toda obediencia a sus futuros gobernantes que pretendan entregar nuestros recursos energéticos a intereses ajenos a la nación que conformamos. Una cosa obvia es que México requiere de varios años de evolución tecnológica y una eficiencia administrativa para lograr nuestra independencia energética; sería necio afirmar que México no requiere de la capacitación tecnológica en materia eléctrica y petrolera.
(...).

Imprimir

Comentarios