Deportes

PyeongChang 2018 pasa la estafeta a Beijing 2022; las coreas desfilaron juntas

El presidente del COI, el alemán Thomas Bach, así como los alcaldes de Corea, Jae Guk Sim y de Beijing, Jing Cheg, fueron los encargados de estar en la entrega de la estafeta olímpica.

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La ciudad de PyeognChang 2018 entregó este domingo la estafeta a su contraparte china de Beijing, que albergará los Juegos Olímpicos de Invierno (JOI) de 2022, durante la ceremonia de clausura de los realizados en Corea.

Las banderas de Grecia, donde nacieron los Juegos Olímpicos, y la del Comité Olímpico Internacional (COI) ondearon en el centro del estadio olímpico de PyeongChang para dar paso a esta entrega simbólica.

El presidente del COI, el alemán Thomas Bach, así como los alcaldes de Corea, Jae Guk Sim y de Beijing, Jing Cheg, fueron los encargados de estar en la entrega de la estafeta olímpica.

De esta manera, la ciudad china se convierte en la primera urbe asiática en ser sede de Juegos Olímpicos tanto de Verano como de Invierno. Beijing organizó la cita veraniega en 2008.

Luego dio paso a la exhibición de lo que la ciudad china ofrecerá a los visitantes y a los atletas en 2022. Mosaicos multicolores pintados por patinadores simbolizaron la magia de china.

Nuevamente se unieron las coreas para desfilar. Los atletas de Corea de Sur y Norte salieron de nuevo juntos en el desfile de clausura de los Juegos Olímpico de Invierno de PyeongChang 2018, como símbolo de hermandad entre las naciones en situaciones políticas.

Tal y como lo hicieron en la ceremonia de apertura, este domingo los atletas de cada una de las naciones desfilaron bajo el mismo lábaro patrio, ya no con la solemnidad como el 9 de febrero pasado, sino con alegría y fraternidad intensa bajo el sinónimo de festividad.

ijsm

Imprimir