Mundo

Sheriff del condado donde ocurrió la matanza de Florida no renunciará

El gobernador Rick Scott pidió abrir una investigación sobre la respuesta policial en el tiroteo.

El alguacil del Condado Broward, Florida, Scott Israel, afirmó ayer que no renunciará a su puesto, cosa que pidió un congresista del estado, que lo acusó de “incompetencia” en relación al ataque en la secundaria de Parkland en el que murieron 17 personas, porque cuatro de sus agentes se parapetaron tras dos coches patrulla en lugar de intervenir, ante el tiroteo, que estaba en marcha.

El jefe policial destacó a la CNN la labor de su dependencia, en respuesta a la carta que el sábado envió el legislador republicano Bill Hager al gobernador de Florida en la que pidió el despido del alguacil. “Sólo puedo asumir la responsabilidad de lo que sabía. Ejercí mi debida diligencia. Le he dado un liderazgo increíble a esta agencia”, declaró Israel.

El congresista acusó al alguacil de “abandono del deber e incompetencia”, y aludió a los reportes periodísticos que señalan que además del agente de reserva en la escuela, Scott Peterson, otros tres oficiales de la Oficina del Alguacil del Condado Broward no entraron al edificio mientras ocurría la matanza.

En una breve nota, la oficina del gobernador Rick Scott, republicano, informó que ha solicitado al departamento de Aplicación de la Ley de Florida una investigación independiente sobre la respuesta policial en el tiroteo de la escuela de Parkland.

Días atrás, la cadena CNN informó que cuando oficiales de la Policía de Coral Springs llegaron a la escuela el día del ataque, el pasado 14 de febrero, encontraron que además de Peterson otros tres agentes de BSO se mantenían fuera de la secundaria con las armas desenfundadas y parapetados detrás de patrulleros.

El oficial en cuestión fue suspendido sin derecho a sueldo, pero luego renunció al puesto.

Imprimir