Al margen de la Red Compartida, 74.6 millones de teléfonos celulares | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 25 de Febrero, 2018

Al margen de la Red Compartida, 74.6 millones de teléfonos celulares

Duda. Varias incógnitas sin resolver en la operación que iniciará el 31 de marzo con una cobertura del 30% de territorio nacional. No ofrecerá servicios directos, sino a través de MVNO. Difícil saber si el tráfico podrá soportar inversiones de 7 mil millones de dólares

Al margen de la Red Compartida, 74.6 millones de teléfonos celulares | La Crónica de Hoy

La Red Compartida, el proyecto de Internet de banda ancha más ambicioso de este sexenio iniciará operaciones el próximo 31 de marzo, pero persisten las interrogantes: ¿Cuál será el beneficio real para el usuario más allá de contar con más cobertura de señales? Y ¿Existen las condiciones para que la Red propicie la aparición de tarifas más baratas, sobre todo para las personas de escasos recursos?

A estas interrogantes se suma otra dificultad que podría implicar una barrera para los usuarios y para el propio proyecto: la polémica que se ha desatado sobre la poca disponibilidad de teléfonos celulares que podrían funcionar dentro de la señal de la red, ya que la Red utiliza una frecuencia conocida como banda de 700 Megahertz (Mhz) y que no ha sido usada en México, por lo que pocos smartphones serían compatibles con ella.

La Red planea iniciar operaciones con una cobertura del 30 por ciento de la población en 11 estados del país, atendiendo a 33.7 millones de mexicanos. Un total de 4.7 millones de habitantes que viven en zonas rurales se beneficiarán con la entrada en operación de la Red en marzo próximo.  El proyecto también tendrá presencia en 28 Pueblos Mágicos, lo que significa sumar en esta etapa 9 millones de hogares en más 200 municipios, donde se incluyen a más de 46 mil escuelas. En cinco años, la Red deberá cubrir a al menos el 90 por ciento de la población, que equivale a cerca de 11 millones de mexicanos.

 La Red no ofrecerá los servicios directamente a los usuarios, sino que rentará su infraestructura y capacidad a otras compañías que no tienen una red propia, conocidas como Operadores Móviles Virtuales (MVNO),  y estas darán el servicio al usuario final. Actualmente hay cerca de 16 empresas de este tipo en México, en donde Virgin Mobile es la marca más conocida.

Telcel tiene una cobertura poblacional de alrededor del 96 por ciento y el resto de los operadores están en rangos cercanos entre el 86 y 90 por ciento, explicó el analista. A eso se suman los acuerdos que se han realizado para la compartición de infraestructura entre las telefónicas a fin de extender su presencia en varias zonas: “La cobertura ya está, el problema es la oferta comercial que para muchos usuarios no es asequible”, indicó el experto.

Para Gonzalo Rojón no hay garantía de que la Red propicie la aparición de planes o servicios más baratos, ya que el proyecto requiere de una inversión cuantiosa de 7 mil millones de dólares y persisten las dudas sobre si va a generar los ingresos suficientes: “Es difícil saber si el tráfico de voz y de datos que va a generar la red va a ser suficiente como para haber destinado todos esos recursos”, opinó.

Celulares ¿Compatibles? Por otro lado, existe una polémica sobre los celulares que podrían ser compatibles con la frecuencia de la red. Si bien la banda de 700 Mhz es una de las mejores porque ofrece una cobertura de gran alcance y una fuerte penetración en espacios cerrados, es decir, no se pierde la señal en edificios de paredes anchas o en elevadores, sin embargo, al ser una banda que no se ha utilizado antes en México, hay poca disponibilidad de celulares que operan dentro de su frecuencia.

Tan sólo el 22.2 por ciento de los Smartphones en México, que equivalen a 21.3 millones de equipos, podrán funcionar dentro de la frecuencia de la Red Compartida de Telecomunicaciones, según datos de CIU.

La mayoría de los teléfonos que sí soportan esa frecuencia son de gama media-alta y alta, con un precio que ronda entre los 5 mil y 28 mil pesos. CIU estima que los restantes 74.6 millones de equipos que hay en México, escasamente estarán listos para utilizar los servicios de la Red Compartida que podrían comenzar a ofrecerse en marzo próximo.

En meses pasados el Instituto Federal de Telecomunicaciones  ordenó que los dispositivos móviles que soporten el estándar tecnológico 4G y posteriores “deben soportar y tener habilitada la banda de 700 MHz”, disposición que  entrará en vigor a partir del próximo 3 abril de 2018.

“Obligar a que los nuevos dispositivos 4G incorporen la capacidad de recibir señales transmitidas en la banda de 700 MHz  podría encarecer los equipos de gama baja, segmento que se caracteriza por su mayor dinámica frente al resto”, consideró CIU.  Ello aumentaría el costo de producción y por lo tanto el precio final del dispositivo. Si bien hay algunos dispositivos de bajo costo que ya cuentan con esa frecuencia, no todos cuentan con la capacidad de soportar el resto de las bandas.

Bajo este escenario, una persona que viva en una zona rural o apartada tendría que adquirir un celular que capte la señal de la Red. En el mercado existen teléfonos con precios de entre mil 500 y 18 mil pesos que son compatibles con  la red, de acuerdo con el consorcio Altán Redes, empresa que construye y operará la Red Compartida. El celular más accesible representaría hasta el 50 por ciento del ingreso mensual de los hogares más pobres del país.

“Al primer trimestre de 2017 y mucho antes, hemos visto como el 70 por ciento de las terminales 4G que se vendían en México incorporaban la banda de 700 Mhz, con la nueva norma técnica del Ifetel ahora el 100 por ciento de los equipos 4G serán  compatibles”, dijo Bernardo Sepúlveda, presidente del Consejo de Administración de Altán.

Imprimir