Mejor Actriz de Reparto: No hay musas pequeñas en tiempos de #MeToo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 26 de Febrero, 2018

Mejor Actriz de Reparto: No hay musas pequeñas en tiempos de #MeToo

Mejor Actriz de Reparto: No hay musas pequeñas en tiempos de #MeToo | La Crónica de Hoy

El 2017 estuvo marcado por el empoderamiento de la imagen de la mujer en la industria del entretenimiento. En ese contexto, las actrices de reparto este año también tendrán una relevancia importante no sólo por su presencia y mención en la competencia de los Oscar, sino también por lo que pueda decir en el escenario en el caso de la ganadora, en pleno movimiento #MeToo.

Este año tenemos una mano de elegidas que destacan por su impresión cómica, sobre todo, pero también en algunos casos por su oportunismo dramático en escenas contundentes. En la novena ceremonia de los Premios de la Academia, celebrada en 1937, Gale Sondergaard fue la primera ganadora de este premio por su papel en Anthony Adverse. Inicialmente, los ganadores en ambas categorías interpretativas secundarias recibían placas en lugar de estatuillas. A partir de la ceremonia número dieciséis, celebrada en 1944, los ganadores recibieron la clásica estatuilla dorada.

Octavia Spencer

Si bien no es la favorita de la categoría es una rival a tomarse en serio. En México ya tiene el corazón ganado simplemente por ser parte de la cinta de Guillermo del Toro; sin embargo, también tiene los méritos suficientes para tener la estatuilla, sobre todo porque es una de las grandes consentidas de Hollywood. Este año consigue la tercera nominación de su carrera y empata con Viola Davis como la actriz afroamericana más nominada de la historia. Ella da vida a Zelma, una compañera de trabajo del personaje de Sally Hawkins, y quien se encarga de poner la mayor dosis de humor en la cinta, con momentos hilarantes y al mismo tiempo de su lado más sensible.

Laurie Metcalf

Primera nominación en la carrera de la actriz, quien había sido mayormente conocida por su trabajo en la pantalla chica. Ahora recibe la oportunidad de formar parte de uno de los proyectos más encantadores, que fue Lady Bird, por el cual llegará a la ceremonia de los Oscar con el respaldo de una buena parte del público que ve en su personaje el retrato más real de una madre que se ha visto en los últimos años en el cine. Una interpretación con mucho corazón: Ella quiere lo mejor para su hija, a toda costa y funge las veces de conciencia de la atestada joven, pues teme que los impulsos de ésta la lleven en la dirección errónea.

Lesley Manville

La inglesa también es debutante en los Oscar. Ella es una talentosa mujer que lo mismo hace teatro, que cine y televisión, sobre todo es conocida por ser parte de varios proyectos de Mike Leigh. Consiguió su primera nominación por su trabajo en El hilo fantasma, de Paul Thomas Anderson, hace unas semanas, por dar vida a la hermana de Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) personaje principal de la película que otorga a la historia una pseudo cordura. Es una interpretación amable que conecta con Day-Lewis gracias a una química arrolladora.

Mary J. Blige

Sobre ella comenzamos con la curiosidad de ser la primera persona que consigue ser nominada en Mejor Canción y en una categoría interpretativa en el mismo año. Ella estuvo muy involucrada en el proyecto de Mudbound, por el que fue nominada, y que es símbolo del reconocimiento a un reparto extraordinario que tiene dicho filme. La película presenta la relación entre una familia de negros y otra de blancos para la que trabajan los primeros en tiempos de racismo radical. Sin embargo su premio será la nominación pues tiene pocas oportunidades en la competencia. Lo que sí es digno de destacar es su compromiso con la actuación después de que ella se desempeña como cantante.

Allison Janney

La actriz parte como favorita de la competencia en esta categoría. Primero por haber ganado algunos de los premios principales como los BAFTA, Globos de Oro y Critic’s Choice Awards, y luego porque además es un tesoro nacional de Estados Unidos por una carrera vinculada al cine de culto. Más reconocida por su trabajo en televisión nos ofrece un personaje que lo mismo es simpático y divertido como cruel y odioso en su fondo: Da vida a LaVona, la madre acosadora de Tonya Harding, capaz de cometer vejaciones contra su hija “por su bien”.  Cualquier escena de Allison en Yo, Tonya sirve para su Oscar clip. Cualquiera, literalmente.

 

Imprimir