Todo a su tiempo - Rosa Gómez Tovar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 26 de Febrero, 2018
Todo a su tiempo | La Crónica de Hoy

Todo a su tiempo

Rosa Gómez Tovar

Ha causado gran revuelo la decisión del Consejo General del INE respecto las cosas que pueden hacer los candidatos antes del comienzo de las campañas, particularmente respecto a debates entre los candidatos. El Instituto dio respuesta a las consultas realizadas por Morena y PT sobre el periodo de intercampaña y la interacción de los candidatos en los medios de comunicación masiva y las redes sociales. Este periodo inició el 12 de febrero y concluirá el 29 de marzo, el día en que el INE resuelva las solicitudes de registro de candidaturas.

Cabe resaltar lo que dice la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) en el artículo 242 en el que se establece que la campaña electoral, es el conjunto de actividades llevadas a cabo por los partidos políticos, las coaliciones y los candidatos registrados para la obtención del voto. En ese sentido, los actos de campaña son aquellos donde se promueven las candidaturas y la propaganda electoral al conjunto de escritos, publicaciones, imágenes, grabaciones, proyecciones y expresiones que durante la campaña electoral se difunde con el propósito de presentar ante la ciudadanía las candidaturas registradas.

Las campañas durarán 90 días, que comenzarán a partir del 30 de marzo. Ese periodo entonces servirá para que los candidatos discutan sus propuestas y debatan tanto como lo deseen, realicen actos de campaña y puedan difundir propaganda para buscar votos.

¿Qué pasaría si alguno de los candidatos iniciaran antes del inicio de la campaña a promover sus propuestas? Definitivamente afectaría a la equidad en la contienda, la línea de inicio no sería la misma para todos los contrincantes poniendo en desventaja a aquellos que comenzaron después.

Esta idea va aparejada con la definición de actos anticipados de campaña según el artículo 3 de la LGIPE : “actos de expresión que se realicen bajo cualquier modalidad y en cualquier momento fuera de la etapa de campañas, que contengan llamados expresos al voto en contra o a favor de una candidatura o un partido, o expresiones solicitando cualquier tipo de apoyo para contender en el proceso electoral por alguna candidatura o para un partido”. Así, cualquier pronunciamiento a favor o en contra de candidatos fuera de las campañas cometería una infracción.

De ahí que el INE, cuando les dijo a los candidatos que no podrían hacer llamados al voto en favor de ellos o en contra de otra fuerza política o candidatura, por cualquier medio de difusión —así sea internet—, figurar en los spots de sus partidos ni promocionarse en el extranjero o participar en debates con otros candidatos, únicamente se estaba protegiendo la equidad en la contienda.

Pensando en que sería difícil mantener a los tres candidatos presidenciales callados por más de un mes es que podrán asistir a eventos privados y a reuniones en las que expongan temas generales y de interés público, siempre y cuando no llamen al voto, ni realicen actos anticipados de campaña, o participar en mesas de análisis con especialistas, académicos.

En ningún momento se limita la libertad de expresión, simplemente se trata de cumplir con la regulación electoral. Como ciudadana creo que 90 días de propaganda electoral, bombardeo en medios de comunicación y redes sociales son suficientes para conocer a los candidatos sin sobrecargarnos de información; ya tuvimos suficiente con la simulación de las precampañas como para que las intercampañas se vuelvan también una extensión de las campañas.

rosagomeztovar@outlook.com

 

Imprimir

Comentarios