Sucesos

República del Río Grande: cuando Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila fueron independientes

Laredo, Texas, Estados Unidos, se fundó en 1755, pero fungió como la capital de la República del Río Grande, integrada por Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila.

Muy pocas personas saben que entre México y Estados Unidos existió una República, la del Río Grande, conformada por los estados independientes de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, cuya capital era Laredo.

El desconocimiento general de la República del Río Grande, que se conformó en 1840 en rechazo a las autoridades mexicanas de aquel entonces, se debe a que este corto acontecimiento no es incluido en la historia y, por lo tanto, no se enseña ni se promueve en ninguno de los dos países.

Andrea Ordoñez, asistente del Museo de la República del Río Grande, cual guardiana de este pedacito de historia, se encarga de difundir y dar a conocer el hecho a todo turista que entra a este edificio, que fue el Capitolio del efímero país, existente del 17 de enero al 6 de noviembre de 1840.

El museo se encuentra en una vieja casona construida en el año de 1830, que se ubica en el centro histórico de esta ciudad estadunidense, apenas unas cuadras más delante de la línea fronteriza y puente internacional que divide a ambas naciones.

La historiadora comenta que Laredo, Texas, Estados Unidos, se fundó en 1755, pero fungió como la capital de la República del Río Grande, integrada por Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila.

Sin embargo, a sólo escasos 10 meses de su creación y por la fuerza, el pequeño país fue disuelto y las tres entidades obligadas a integrarse nuevamente a México.

En 1848 se firmó el tratado de Guadalupe-Hidalgo, en el que se estableció que el río Bravo sería la frontera entre México y Estados Unidos, fundándose en aquel lado Nuevo Laredo y Laredo se integró al territorio de Texas, Estados Unidos.

En el pequeño museo se observan elementos desde 1800 hasta principios de 1900, como son una recámara, un comedor, enseres domésticos, utensilios de cocina, cuadros y una oficina, entre otros.

Ordoñez aseguró que el museo es uno de los lugares más importantes de Laredo, no sólo porque se encuentra en una añeja edificación, que sufrió una ampliación en 1861, sino porque preserva una parte desconocida de la historia mexicana.

La asistente invitó a la población mexicana y estadunidense a conocer esta parte de la historia y a visitar el Museo de la República de Río Grande, que está en la calle Zaragoza y ofrece servicio al público, de martes a sábado, de las 9:00 a las 16:00 horas.

ijsm

Imprimir