Bibliofilia mexicana, un recorrido por 500 joyas coleccionadas por Monsiváis | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 26 de Febrero, 2018

Bibliofilia mexicana, un recorrido por 500 joyas coleccionadas por Monsiváis

La exposición presenta las primeras ediciones de los poemas de Sor Juana, dibujos originales del Dr Atl y una edición del siglo XVIII de La Iliada, traducida al español por un jesuita, entre otros libros

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Las primeras ediciones de los poemas de sor Juana Inés de la Cruz, dibujos originales que el Dr. Atl hizo de los volcanes del país, una carta de José Joaquín Fernández de Lizardi, así como libros ilustrados por Mathias Goeritz y un caligrama de Salvador Novo, son algunas de las 500 piezas que conforman la exposición Bibliofilia mexicana, que se inau­gurará este miércoles en el Museo del Estanquillo.

“Es una exposición que recuerda a Carlos Monsiváis porque él era un bibliófilo, tenía una pasión desbordada por los libros porque sabía que son el principal objeto de conocimiento y el transmisor de conocimiento. Tuvo esa enfermedad cara, difícil e incurable por los libros y esta exposición es una deuda que teníamos con Carlos”, señaló el curador Rafael Barajas, El Fisgón.

La muestra fue hecha con libros y piezas procedentes de la Colección Carlos Monsiváis de la Biblioteca México, del acervo del Museo del ­Estanquillo y de las colecciones de los bibliófilos Arturo Saucedo, Mercurio López, Yani Pecanins y Galería Arvil.

Sobre la pasión de Monsiváis, Arturo Saucedo comentó que el autor de Días de guardar acudía todos los domingos al puesto de libros viejos que su padre tenía en La Lagunilla. “Cuando falleció Carlos, los libreros sentimos una gran pérdida y esta exposición es un resumen sí, de su pasión, pero también resume la historia del libro en México en 500 libros”.

Mercurio López también recordó los paseos en busca de ejemplares únicos con Monsiváis. “En cada reunión, teníamos el privilegio de que nos explicaba acerca de un libro, de un autor y había discusiones porque aparte llegaba Ricardo Pérez Escamilla a quien nos presentó; entonces siempre discutíamos sobre un artista o una litografía. Fue un aprendizaje maravilloso e intenso que tuvimos durante muchos años”.

DE LA CONQUISTA AL SIGLO XXI. La pasión intelectual de Carlos Monsiváis hizo que se especializara en la bibliofilia mexicana, destacó Rafael Barajas, por lo que la exposición inicia con la reproducción de algunos códices prehispánicos como el Códice Boturini y con la exhibición de libros coloniales.

“Por ejemplo, tenemos un ejemplar de La portentosa vida de la muerte (1810), el libro colonial más maravilloso de todos, contiene más de 20 ilustraciones y es la primera vez en que una publicación toca el tema de la muerte, además es el primer libro ilustrado en Hispanoamérica”, precisó Arturo Saucedo.

Otros ejemplares que destacó, fueron los tres tomos de la edición príncipe de la poesía de sor Juana Inés de la Cruz, las primeras ediciones de los jesuitas en Europa y La historia antigua de México de Francisco Xavier Clavigero, con una acuarela original que después fue impresa en el libro en inglés.

“Se muestra la primera versión mexicana de La Ilíada, es una traducción que hizo un jesuita, Francisco Javier Alegre y es importante porque estamos hablando del siglo XVIII; antes de que hubiera cualquier pronunciamiento independentista, este jesuita dedicó su traducción de La Ilíada a la nación mexicana y la firmó como un escritor ‘mexicano veracruzano’ y no como escritor de la Nueva España. Este documento muestra el objetivo que tenían los jesuitas: la independencia de México”.

La muestra, comentó Rafael Barajas, también incluye una mirada política, ya que se reúnen libros publicados entre el final de la Colonia y el inicio de la Independencia.

“Tenemos las publicaciones que fueron científicas como La Gaceta de Literatura, de Alzate, en donde se dio a conocer lo más relevante de la literatura y ciencia, lo cual fue novedoso en ese tiempo. Otro ejemplar es  la compilación de El Diario de México y la versión de la guerra de Independencia de fray Servando Teresa de Mier, libro que firmó con el pseudónimo José Guerra y que estaba prohibido en México”, explicó.

Antes de que la exposición aborde el XX, hay nichos dedicados a José Joaquín Fernández de Lizardi, libros ilustrados por José María Velasco, por José Guadalupe Posada y el original de Álbum de los volcanes que el Dr. Atl hizo a manos a principios del siglo XX.

“En el segundo piso abordamos el siglo XX, iniciamos con una colección de literatura infantil desde el siglo XIX hasta el XX; hay un espacio dedicado a al modernismo en México, exhibimos retratos hechos por el ilustrador Julio Ruelas de los escritores de la Revista Azul y Revista Moderna e incluimos una carpeta de las escuelas al aire libre”, indicó El Fisgón.

Rafael Barajas mencionó que hay ejemplares muy valiosos y difíciles de conseguir hoy en día, como un retrato de Manuel Maples Arce hecho por Fermín Revueltas, un autorretrato de Cueto, libros de Diego Rivera, y más grabados y esténciles originales del Dr. Atl.

“Joyas como un caligrama en computadora escrito por Salvador Novo; hay una sección dedicada a Carlos Mérida,  mostramos el libro Estampas del Popol Vuh de Francisco Morales Santos, un libro de grabados de Leonora Carrington, libros ilustrados por Mathías Goeritz, lo cual es extraño porque hizo pocos pero sí los hizo y acá los exhibimos”.

-Bibliofilia mexicana estará abierta al público hasta el 8 de abril en el Museo del Estanquillo, ubicado en Isabel La Católica 26 esquina Madero, Centro Histórico de la CDMX.

 

Imprimir