Cultura

Angèle Dubeau y La Pietà se solidarizan con artistas oaxaqueños

El domingo, la destacada violinista canadiense Angèle Dubeau y el ensamble de mujeres virtuosas La Pietà deleitaron al público del Palacio de Bellas Artes con un concierto único en el que se pudieron escuchar piezas de Antonio Vivaldi, Camille Saint-Saëns, George Enescu, Ennio Morricone, Philip Glass y Ludovico Einaudi, entre otros.

“El INBA se complace en informar a ustedes que los fondos recaudados en esta función serán destinados a la Casa de Ensayo del Grupo Teatral Tehuantepec del estado de Oaxaca”, dijo antes de la presentación Lidia Camacho, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

“Estamos muy agradecidos con Angèle Dubeau y La Pietà que generosamente han cedido la recaudación para esta casa que es muy importante en Oaxaca”. Añadió que se trata de un inmueble que fue dañado en los pasados sismos de septiembre y que constituye un importante semillero de actores de la comunidad y un espacio para disfrutar del arte teatral. 

Por su parte, el director del Grupo Teatral Tehuantepec, Marco Antonio Petriz, reconoció también el apoyo brindado. “Me encuentro tremendamente emocionado y conjuntamente agradecido con Angèle Dubeau y La Pietà, artistas importantes en el ámbito internacional. La adversidad hace milagros y agradezco profundamente a estos grandes creadores”.

Destacó también la colaboración del INBA, la Coordinación Nacional de Teatro, la dirección artística de la Muestra Nacional Teatro, la Fundación INBA, la Embajada de Canadá y el público en general, en beneficio del importante espacio artístico, sede del Grupo Teatral Tehuantepec desde hace 30 años.  

El concierto ofrecido por Angèle Dubeau permitió apreciar sus virtudes y el talento que posee en la ejecución de su instrumento. Su técnica inigualable, musicalidad, habilidad y precisión se dejaron ver en el escenario y fueron muestra del porqué es considerada una de las violinistas más destacadas de su generación, con una trayectoria artística de 40 años.  

No menos trascendente fue la participación de La Pietà, que la misma Dubeau fundó en 1997, y que dio muestra de la serie de dones que posee dicho conjunto, integrado por reconocidas artistas de Canadá.

Imprimir