Malgastados, un billón de pesos en seguridad: Derechos Humanos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 26 de Febrero, 2018

Malgastados, un billón de pesos en seguridad: Derechos Humanos

Malgastados, un billón de pesos en seguridad: Derechos Humanos | La Crónica de Hoy

El ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, refirió que los gobiernos federal, estatales y municipales han gastado “un millón de millones de pesos” (un billón de pesos) desde 1996 sin lograr que la seguridad ciudadana esté garantizada. El ombudsman acuñó la referencia de “deuda del Estado” en materia de seguridad pública durante su participación en la  Segunda Conferencia Internacional sobre Seguridad y Justicia en Democracia: Hacia una Política de Estado Centrada en Derechos Humanos.

El concepto sería retomado por el rector Graue, mismo que ha debido enfrentar la llegada del narcomenudeo violento a las instalaciones de su campus principal.

“Es una deuda pendiente, totalmente, lo advertimos desde 2011, en el primer foro (a partir) del documento Seguridad y justicia en democracia”, agregó González Pérez, “era una propuesta que de haber seguido como guía, tal vez tendríamos hoy otro escenario; la realidad nuevamente se impone: tenemos mucha violencia, inseguridad, corrupción e impunidad y una desigualdad lacerante, porque genera pobreza”.

—¿Faltó voluntad política para que este documento… se tomara?—, se le preguntó al ombudman.

—Sí, ustedes recordarán que el entonces rector fue con todos los actores políticos y presentó el documento tanto en las Cámaras como al Ejecutivo, a los gobernadores y lamentablemente pocas cosas se tomaron de ahí... señaló.

No obstante, se mostró optimista en la posibilidad de retomar el rumbo.

En cuanto al año electoral, pidió que se abandonen las diatribas y las descalificaciones “para centrarnos en programas e ideas de gobierno”.

“El tema fundamental que tiene que evaluar la ciudadanía tiene que ser quién se compromete con el respeto a los derechos humanos, quién se compromete con una seguridad ciudadana, quién se compromete a atajar los problemas de de­sigualdad y pobreza, quién se compromete a algo fundamental: que se aplique la ley sin distingos, sin discrecionalidades, que se aplique por igual para todos”.

Imprimir