Se reflexiona en el teatro que Ojalá y el amor bastara | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 27 de Febrero, 2018

Se reflexiona en el teatro que Ojalá y el amor bastara

Se reflexiona en el teatro que Ojalá y el amor bastara | La Crónica de Hoy
Shadé Ríos y Jorge Gustavo García protagonizan la obra.

El amor es tan complejo, dependiendo de cómo cada quien lo vea, puede ser bonito y hermoso o simplemente desastroso. Ojalá y el amor bastara es una puesta en escena que nos incita a pensar en las etapas que tiene una relación y cómo es que algunas parejas a pesar de amarse tanto, prefieren decir adiós a esa persona y continuar con su vida; una historia con la que seguramente se identificará el espectador.

“Es una puesta en escena que aborda sobre todo el tema del amor, pero que es como una línea del tiempo, ya que se desborda en el interior de un automóvil donde ella y él son los protagonistas, sin ponerles un nombre en la etapa del enamoramiento el auto va a toda velocidad hasta que la relación entra como a una especie de rutina que a veces avanza y  otras no. Hasta que al final esta pareja termina por reconocer que aun amándose pues no van a continuar juntos, esto es una historia”, platicó el actor Jorge Gustavo en entrevista con Crónica.

El amor es un tema que pone a pensar a los presentes, al punto que llegan a cuestionarse cuáles son los elementos necesarios para su éxito y qué es lo que puede detonar una separación. Cuestiona si es que la pareja se ama de verdad, ya que normalmente se tiene en mente que los problemas llevan a una separación, pero en qué momento las parejas se alejan, si dicen amarse.

La obra de la dramaturga Marisa Gómez, quien también es la directora, concluirá esta primera temporada el 10 de marzo, en el escenario del Foro Bellescene; y se espera poder llevar esta obra a muchos lugares más por el interior del país.

Los personajes son Él (Jorge Gustavo García) y Ella (Shadé Ríos) y la historia inicia con un auto-stop, Ella sube al auto de Él iniciando el viaje, el cual consiste en irse internando a los detalles de su relación: lo que anhelan, lo que sueñan, en cómo se van convirtiendo en cómplices y amantes entre juegos que los van acercando poco a poco, Ellos juegan a desear un amor “de película”, a ser “la pareja del año”, a que Él sea “El mago” que resuelva todas la adversidades y preocupaciones.

Pero el camino a veces no los lleva a ningún lado y tienen que tomar otras rutas. En esta historia podemos ser testigos de los pensamientos de ellos, de aquel “otro lado” que muchas veces unos y otros no conocemos: “La última escena es muy dolorosa y es donde se presenta la carencia, donde una pareja se separa y es ahí donde provoca la reflexión, es un tanto anecdótica y los espectadores en vez de ver ocho escenas, ven ocho espejos en los que se ven reflejados. En los primeros puede provocar risa, pero en los últimos hay personas que hasta salen llorando”, declaró el actor.

Imprimir