Negocios

Se calienta la renegociación del TLCAN; Guajardo viaja a Washington

Frenan negociaciones técnicas en Ciudad de México para consultas del negociador de EU, mientras la SE abre diálogo con Ross. Representantes comerciales preguntan a GM y Ford, que pide evitar la manipulación de divisas. AMIA exige que se mantengan las actuales reglas de origen, aunque acepta cambios en autos eléctricos y autónomos

Kenneth Smith, el jefe del equipo mexicano en las negociaciones del TLCAN.

Las tensiones en la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) aumentaron a mitad de la séptima ronda de discusiones, en un escenario en donde el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, viajó ayer martes a Washington para dialogar con su homólogo, Wilbur Ross, luego de que se suspendieron las mesas de negociación sobre las reglas de origen para vehículos.

A su vez, la industria mexicana automotriz se mantiene firme en su postura de conservar las reglas de origen del acuerdo comercial. A este panorama también se suma el anuncio de Estados Unidos de revisar el volumen de las exportaciones de azúcar de México hacia ese país durante el periodo octubre-diciembre de 2017, con el fin de corroborar que se haya cumplido con los topes comerciales pactados.

Kenneth Smith, el jefe del equipo mexicano en las negociaciones del TLCAN, confirmó que, a la par de las discusiones que se llevan a cabo en la Ciudad de México y que concluyen el próximo lunes, Guajardo tendrá una reunión con el secretario de Comercio de Estados Unidos. Ayer el titular de la Secretaría de Economía tuvo actividades en Chihuahua por lo que al concluir sus actividades el funcionario tomó un vuelo hacia
Washington, para tratar temas de la agenda bilateral.

Este viaje se da, luego de que el pasado lunes el jefe de grupo de negociadores estadunidenses, Jason Bernstein, abandonó las mesas de discusión para viajar a Estados Unidos, a fin de realizar una consulta respecto a las reglas de origen en la industria automotriz, uno de los temas coyunturales de las negociaciones.

Smith prevé que las consultas que realiza Berstein “serán positivas y estamos esperando la posibilidad de que regrese durante esta semana a México”, comentó. Estados Unidos pretende que el 50 por ciento de los componentes de los automóviles sea originario de su país, propuesta que ha generado polémica y ha dificultado las discusiones.

“Nosotros queremos que la regla de origen del TLCAN 2.0 sea la que tenemos en el TLCAN 1.0, pero reconocemos que para los vehículos de tecnología más avanzada se debe tener una discusión aparte”, afirmó a su vez el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís. Dichos autos son los eléctricos, híbridos y autónomos.

Dijo que en las discusiones hay “una aspiración” de modificar el contenido regional con los cambios tecnológicos, porque los automóviles de tecnología avanzada no existían cuando se creó el TLCAN. Solís opinó que el tema de reglas de origen podría retomarse en los próximos días.

Reiteró que la industria mexicana no tiene una propuesta sobre reglas de origen, pero analiza las propuestas de Canadá, aunque todavía no existe una postura al respecto, toda vez que hace falta mayor claridad en cuanto a este cambio metodológico que expresó Canadá en la mesa para calcular el costo y valor de los vehículos producidos en la región.

En tanto, Ford afirmó que mantiene el diálogo con el gobierno estadunidense sobre la importancia del TLCAN,  particularmente en relación a la necesidad de incluir reglas viables que prohíban la manipulación de divisas: “Ésa es una prioridad para la modernización del TLCAN y todos los acuerdos comerciales futuros”, señaló en un comunicado.

General Motors también afirmó que mantiene pláticas con el gobierno de la Unión Americana: “Estas reuniones regulares ocurren en el contexto de cualquier acuerdo comercial importante para asegurar que el punto de vista de GM sea escuchado en nombre de nuestros empleados, clientes y todos los interesados”, dijo.

Imprimir