Cultura

Inicia temporada la obra El maletazzo en el teatro El Milagro

Foto: Especial

El viaje de los vagabundos Pancho Durango y Fernandovich en un universo atípico, al que llevan unas maletas llenas de calcetines y experiencias, es la historia que cuenta El maletazzo, obra de teatro clown con la que se ayuda a superar la tragedia.

La creación escrita y dirigida por François Durègne, a partir de la invitación del Théâtre de l’Opprimé-Paris, es una propuesta dirigida hacia adolescentes y adultos, describe el autor en entrevista.

“Pancho Durango tiene toda su vida en unas maletas y su amigo le acompaña de manera musical, es el único ruso purépecha, director de la Orquesta Soviética del Ballet Bolshoi de Pátzcuaro, Michoacán. Pancho un profesor en calcetines”.

Durègne da vida a Pancho Durango, mientras que Fernandovich cobra vida a partir de la interpretación de Fernando López, Fores, integrante de la Orquesta Basura, agrupación que se caracteriza por tocar instrumentos que realiza a partir de “objetos de recuperación”.

“La historia cuenta relación de amor que tuvo Pancho Durango, y quien era su pareja aparece en el montaje a través de un personaje imaginario, con lo que nos damos cuenta que es una historia dramática y trágica, porque sucede en tiempos de guerra”.

François Durègne señala que la idea es superar la tragedia y la pérdida, a través de un universo que califica como inusual, dentro del clown, género que, dice, es un muy personal, y El maletazzo bien podría considerar como una especie de conclusión de 20 años trayectoria, pues la escribió poco a poco.

“Pancho Durango es la continuación de algunos de mis personajes que me han acompañado a lo largo de mi carrera. El mensaje que quiero transmitir es la posibilidad de transformar la desgracia en algo bonito. La historia es, de cierta forma, personal, si bien no vivimos en tiempos de guerra, en el mundo hay una crisis y en México se puede ver con los narcos y el infierno que hacen vivir a la gente”.

El creador añade que ambos personajes son exiliados a consecuencia de la guerra, por lo que están presentes las maletas, pero no sólo eso, están presentes varios temas contemporáneos, con los que Durègne también quiere dar a conocer su visión del clown, género al que define como “agitador de emociones e ideas”.

Con respecto a las maletas, explica, son una metáfora, como todo lo que se hace en teatro, pero en esta propuesta, además, quiere mostrar los beneficios de reírse de uno mismo, pues “todos cargamos un universo que se caracteriza por ser secreto, personal, con sueños y pasión”.

François Durègne realizó El maletazzo a partir de una invitación del Théâtre de l’Opprimé-Paris para una gira en 2017, que en un inicio se caracterizaba por ser un solo, aunque ahora es un dúo con música en vivo.

El creador indica que la idea de presentar al vagabundo surge de la necesidad de presentar a los extranjeros de cualquier nacionalidad, que llegan a otros países, pues, por ejemplo, en México hay exiliados de toda América Latina que buscan llegar a Estados Unidos.

“Mi idea es hacernos consientes de la riqueza multicultural presente a nivel mundial, mensaje que siempre está en mis propuestas. México es un país de una riqueza increíble y no se dan cuenta. Se podrían discutir los diferentes problemas, pero es innegable su riqueza”, conclusión a la que llegó después de una gira por Noruega, con una producción mexicana.

PALOMA: El maletazzo será estrenado mañana en el Teatro El Milagro (Millán 24, col. Cuauhtémoc), donde estará hasta el 18 de marzo. Boletos $250. Aplican descuentos. Después, de su paso por México, hará una gira por varios países de Europa.

havh

Imprimir