Mundo

Dimite ministro eslovaco de Cultura tras asesinato de reportero; indagaba a la mafia italiana

Con el argumento de que no hay justificación para un crimen tan atroz como el del periodista de investigación Jan Kuciak y su novia el pasado domingo en su casa, ayer el ministro eslovaco de Cultura y Medios de Comunicación, Marek Madaric, comunicó su dimisión al sentirse “incapaz” de seguir en el cargo.
Se trata de una “decisión personal, en parte humana y en parte como ministro de Cultura”, señaló Madaric, diputado del gobernante partido socialdemócrata SMER.
“No puedo soportar el hecho de que un periodista fuera asesinado durante mi gestión, es muy frustrante y me impactó mucho”, dijo el ahora exfuncionario a periodistas.
NEXOS. Las autoridades admitieron que el ataque podría estar relacionado con sus investigaciones sobre las bandas del crimen organizado, incluyendo la mafia italiana.
Kuciak, de 27 años, y su novia, Martina Kusnirova, fueron encontrados muertos el pasado lunes en una casa cerca de Bratislava, con varios disparos, y las autoridades eslovacas sospechan que su asesinato está relacionado con el trabajo del periodista.
“Cualquier persona normal estaría devastada por el asesinato de dos jóvenes. Me veo incapaz de sentarme cómodamente en mi sillón ministerial después de lo que pasó”, agregó Madaric, quien presentará su dimisión al presidente eslovaco, Andrej Kiska, el próximo lunes.
PREMIER. Kuciak iba a revelar en su medio, el portal Aktuality.sk, una investigación sobre una compleja red de la mafia italiana, con vínculos que supuestamente llegarían hasta la oficina del primer ministro eslovaco, Robert Fico.
Dos personas del entorno cercano a Fico, la asesora Maria Troskova y el secretario del Consejo de Seguridad del Estado, Viliam Jasan, supuestamente relacionadas con la mafia, presentaron ayer su renuncia hasta que termine la investigación.
Fico, por su parte, emitió hoy un comunicado tras la dimisión de su ministro de Cultura, en el que señala que se trata de una “manifestación de cultura política y un gesto de solidaridad con el colectivo de los periodistas”.

Imprimir