Mundo

Macri desata polémica por el cobro de salud y educación a extranjeros

El gobierno argentino del presidente Mauricio Macri desató la polémica, al impulsar el cobro de los servicios de salud y de educación para los extranjeros, lo que renovó un clima de xenofobia en el país.
Un conflicto con Bolivia fue el pretexto para que, de manera sorpresiva, la bancada oficialista (Propuesta Republicana, en alianza con Unión-Pro y Cambiemos) en la Cámara de Diputados presentara una iniciativa que, en caso de ser aprobada, cobrara servicios que hasta ahora son gratuitos para argentinos y extranjeros.
BOLIVIA. El gobierno aseguró que Bolivia había rechazado un “acuerdo de reciprocidad” para que los argentinos que se atienden en el país vecino no paguen servicios de salud, tal y como ocurre con los bolivianos en suelo argentino.
La cancillería boliviana desmintió en un comunicado a las autoridades argentinas al aclarar que nunca se recibió ninguna propuesta formal, sino apenas una “nota verbal” del embajador argentino en La Paz. En medio de esta discusión, la bancada oficialista en la Cámara de Diputados presentó un proyecto de ley para cobrar a los extranjeros no sólo los servicios de salud, sino también la educación, algo que no se estaba discutiendo.
INMIGRANTES. El proyecto se refiere a los inmigrantes temporales, es decir, que sólo vienen a estudiar aprovechando la gratuidad de la educación pública, no a los residentes extranjeros definitivos.
La propuesta reavivó la xenofobia y discriminación, ya que se multiplicaron las declaraciones de ciudadanos contra los inmigrantes, en especial contra los latinoamericanos ya que nunca se cuestiona a quienes vienen desde Estados Unidos o Europa.

Imprimir