Mundo

Dimite la jefa de comunicaciones de Trump tras admitir que mintió

El mandatario perderá a su asesora más fiel; llevan juntos desde que decidió presentarse a las elecciones. Hope Hicks admitió al Congreso haber dicho “mentiras piadosas” sobre el exmagnate

Hope Hicks anunció ayer que dimitirá como directora de comunicaciones del gobierno de Donald Trump en las próximas semanas, aunque todavía no hay fecha. Esta renuncia significará la cuarta vez que le dimite el o la responsable de comunicación en los 13 meses que lleva el republicano en el poder

La Casa Blanca confirmó la marcha de Hicks, de apenas 29 años, que llegó al cargo en verano, tras la dimisión de Anthony Scaramucci, que estuvo apenas diez días en el puesto, envuelto de enormes polémicas.

Antes, ocupó la dirección de comunicaciones Mike Dubke, quien, a su vez, había sucedido a Sean Spicer, quien renunció tras 45 días en la era Trump, pero que continuó manteniéndose como vocero hasta verano.

Trump se mostró agradecido con Hicks, y destacó su “gran trabajo”. Y es que Hicks ha estado con Trump desde el primer día, cuando anunció su intención de postularse para presidente. De hecho, Michael Wolff, en su libro “Fuego y Furia”, la describió como  “la hija real” del mandatario, ejerciendo una gran influencia sobre él.

EXCUSAS. Según reportó ayer The New York Times, que adelantó la noticia, Hicks afirma que deja el cargo porque siente que “ha completado su ciclo” y aunque “nunca habrá un buen momento para dejar este cargo” es un buena ocasión para “explorar oportunidades fuera”. Pero la explicación no convence en Washington; de hecho, la CNN la tildó ayer de “ridícula” en un análisis.

RUSIA, DE NUEVO. El hecho es que la renuncia de Hicks llega un día después de que declarara ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes sobre la trama rusa, donde admitió haber dicho “mentiras piadosas” sobre Trump, aunque nada relacionado con Rusia.

De todos modos, tampoco explicó en qué contextos fueron esas mentiras, ni cuales fueron, ni con qué objetivo las dijo. Aún así, ‘The New York Times’ se aventuró a afirmar que su dimisión no tendría relación con este asunto.

 

Imprimir