Deportes

“Luchar contra obesidad, o seguir muriendo como estamos”: Sandalio Sainz

Hagamos algo para salir de la enfermedad de la obesidad, o sigamos como estamos, con los ojos cerrados ante este que es el principal problema que está acabando con la vida en México, advirtió Sandalio Sainz de la Maza, fundador del Salón de la Fama del Periodista Deportivo.

En el Senado de la República, en un evento tan emotivo como asistido, ante legisladores, campeones mundiales, representantes federales de Gobierno, y periodistas galardonados con la “Pluma de Oro”, dijo que quitar la educación física de las escuelas es un error que están pagando principalmente los niños con su salud.

Somos, dijo, el país más obeso en el mundo en infancia, y el segundo en adultos, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), y eso está íntimamente vinculado con que los niños y jóvenes ya no practiquen correctamente educación física en las escuelas.

Otro problema, dijo, es que los planes en la materia para las escuelas, son autorizados por los directores de las mismas, sin conocimiento ni experiencia para ello.

Pidió a los periodistas, sociedad, y legisladores presentes, levantarse contra la obesidad y difundir la necesaria práctica de educación física en las escuelas de todo el país.

Antes, el senador Marco Antonio Blázquez Salinas, dijo que los cronistas deportivos deben ser transmisores de sanas disciplinas constantes, y sanos conceptos para la vida.

En su calidad de ex cronista del deporte, dijo que los medios deben ser promotores del bienestar y el desarrollo desde el deporte.

Jorge Bermejo, presidente del Salón del Periodista, dijo que el deporte debe regresar a las escuelas, así como un órgano rector de gobierno, manejado por gente que sepa de ello, que construya la política de Estado en la materia para el país.

También sugirió a los medios profesionalizar a sus periodistas deportivos, pues hay un área para mejorar en este sentido en la mayoría de los informadores, que necesitan talleres, cursos, y cultura general.

Imprimir