Espectáculos

Gabriela Zas reflexiona sobre la manipulación, en teatro

La actriz protagoniza la puesta en escena La Piel de Venus ◗ En cartelera del Teatro Benito Juárez hasta el 14 de marzo

"Wanda es una tipaza, es una chava que llega hacer casting, el director la distrae un poco, pero ella tiene muchas estrategias y así es como va encontrando la manera que le hagan el casting. Una vez que lo obtiene, descubrirán la realidad de la actriz que dará vida a ese personaje”, con estas palabras la actriz Gabriela Zas, en entrevista con Crónica, acerca al público a su personaje protagónico en La Piel de Venus, que está en la cartelera del Teatro Benito Juárez hasta el 14 de marzo.

Se trata de una historia, basada en novela La Venus de las pieles del escritor austriaco Leopold von Sacher-Masoch, que desarrolla la relación entre un director y una actriz, “Eso fue lo que más me emocionó a la hora de leer el libreto; es una relación de pareja y una relación laboral y entre la idea de un machismo originado en la sociedad y que implica a los hombres, que tiene mucho que ver con el maltrato, golpes y demás…

“Es una comedia seria, pero que la gente disfruta muchísimo, ya que recuerdan alguna perversión muy profunda que a veces no le pueden contar a nadie y que la comedia, les hace recordar de una manera divertida”, mencionó.

La puesta en escena tiene como tema principal el masoquismo, que puede verse de una forma un tanto pervertida, pero para muchos es algo tan normal, que lo sienten como una forma de tener aventuras en su vida. Motivo por el que los personajes buscan llegar a la audiencia a través de una trama seria, pero que reflexiona sobre el aceptar tener una relación así y cuáles son algunas de las causas que llevan a volverse masoquistas.

“Muchas veces se da por querer dominar a alguien, y a veces no se dan cuenta de todo lo que está de por medio; como actriz es un personaje tremendamente complejo, ya que encuentras otro rango de una mujer dominante y calculadora, que pasa por muchos estatus y que tiene mucho que ver con el día a día de lo que pasa en nuestra sociedad y que son rubros que forman parte de nuestra cotidianeidad”, agregó.

Para la actriz está muy claro el mensaje y cuenta con que el público pueda percatarse de la manipulación de poder que existe; que son temas complejos, pero sencillos de comprender si son planteados de una manera seria y a su vez divertida.

Este papel le ha dejado un amor más profundo hacia el teatro, sin embargo, lo conjuga con una participación que tiene en televisión y espera continuar su paso con personajes que enriquezcan su carrera y que lleven por delante un mensaje a favor de la sociedad.

Imprimir