Mundo

Maduro reprograma las elecciones presidenciales para el 20 de mayo

El Consejo Nacional Electoral informó que la fecha se cambió tras un acuerdo entre el régimen y algunos partidos de oposición que decidieron participar, excepto la MUD

Tibisay Lucena, presidenta del CNE, tras comunicar el cambio de fecha de las presidenciales.

Las elecciones presidenciales en Venezuela, en las que el dictador Nicolás Maduro buscará la reelección, se postergaron del 22 de abril y se cambió para el próximo 20 de mayo, según comunicó ayer el Consejo Nacional Electoral (CNE).

El aplazamiento se da tras un acuerdo entre el régimen y algunos partidos de la oposición que decidieron participar en los comicios, no la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

“Se propone que se realicen de manera simultánea las elecciones para presidente” y los consejos legislativos regionales “en la segunda quincena del mes de mayo de 2018”, según un acuerdo entre el régimen y el opositor Henri Falcón, avalado por el CNE.

GARANTÍAS. Tibisay Lucena, presidenta del CNE, aseguró que “con este acuerdo se ratifica que en Venezuela se elige a nuestros líderes y representantes con las más amplias garantías constitucionales y democráticas”.

A pesar de que el propio Nicolás Maduro había apoyado que se celebre una “megaelección” que incluya las legislativas, de momento no se habla de unas elecciones que supondrían renovar el Parlamento, único poder controlado por la mayoría de la oposición y que se encuentra en el exilio.

Lucena confirmó que el cierre de la inscripción de candidaturas concluye este viernes, lo que deja entrever que si no hay más aspirantes, las presidenciales se realizarán con los seis candidatos que están ya inscritos, Maduro, Falcón y otros cuatro postulantes prácticamente desconocidos y sin posibilidades de hacerle sombra al dictador.

DISIDENTE. Falcón, un militar retirado de 56 años, disidente del oficialismo, inscribió el martes su candidatura, contrariando la decisión de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), de la que forma parte, de boicotear los comicios en los que Maduro buscará un segundo período hasta 2025.

Sin embargo, la MUD, que reúne a la gran mayoría opositora y con la que se desarrollaron estos diálogos, ya había anunciado el miércoles de la semana pasada que no participará en las elecciones presidenciales por considerar que el gobierno no ofrece garantías y todo se encamina hacia una farsa y un nuevo fraude del régimen.

La MUD denunció fraude en las elecciones regionales de octubre del 2017 y decidió por ello no participar en las municipales de diciembre.

Imprimir