Mundo

Putin presenta nuevo juguete nuclear que burla el escudo antimisiles de EU

En ceremonia convertida en mitin de cara a las elecciones del 18 de marzo, dijo en referencia al misil Satán que “nadie en el mundo tiene algo igual”. “Ahora el mundo nos escuchará”, advirtió

Putin, durante su anuncio en el Kremlin, para lo que sirvió de pantallas con imágenes del nuevo misil Sarmat.

A dos semanas para las elecciones presidenciales, el candidato Vladímir Putin protagonizó una espectacular presentación de su nueva “armada invencible”, con misiles capaces de hacer inútil el escudo antimisiles de Estados Unidos.

“Nadie en el mundo tiene algo igual, por ahora. ¡Es algo fantástico!”, proclamó Putin, en relación al misil balístico Sarmat con “alcance prácticamente ilimitado”.

“¡Ahora nos escucharán!”. Ante miles de extasiados miembros de su gobierno y personalidades rusas congregadas en el Kremlin, Putin declaró: “Insisto, ningún país en el mundo tiene, a día de hoy las armas que tenemos nosotros. A partir de ahora el sistema antimisiles estadunidense será inútil y no tendrá ningún sentido”.

Y remachó: “Es sorprendente que a pesar de todos los problemas con los que nos encontramos, Rusia sigue siendo una gran potencia nuclear y nadie quería hablar con nosotros y nadie quería escucharnos. ¡Ahora nos escucharán!”.

Por si hubiera alguna duda, Putin aseguró que, si en un futuro algún país consiguiera desarrollar armamento como el de Rusia, “para entonces nuestros muchachos ya habrán inventado algo más”.

El Sarmat (SS-X-30 Satan-2, según la OTAN) es un misil intercontinental lanzado por submarinos y capaz de portar de 10 a 15 ojivas nucleares. Tiene un alcance “prácticamente ilimitado”, pudiendo atacar objetivos tanto a través del Polo Norte como del Polo Sur y para el cual “ningún sistema antimisiles es un obstáculo”.

“Nuestros colegas extranjeros, como ustedes saben le han puesto un nombre notablemente amenazante, Satán”, destacó.

También desveló que el Ejército ruso dispone ya desde el pasado año de “complejos con armas láser” y “armas hipersónicas”, y citó los nuevos misiles de crucero que tiene un alcance ilimitado.

“No les he mostrado hoy todas las armas que tenemos. Por hoy, es suficiente. Confío en que todo lo dicho en mi mensaje sirva para calmar a cualquier agresor potencial”, remató.

Siria, campo de prueba. Putin subrayó que “la operación Siria mostró las crecientes posibilidades de las Fuerzas Armadas de Rusia” y aprovechó para afirmar también la supremacía moral de su país frente a occidente.

“La armas más modernas, tarde o temprano aparecen en otros ejércitos. Esto no nos preocupa en absoluto, porque las tenemos y serán aún mejores. Lo principal es otra cosa: que ellos no tendrán nunca gentes y oficiales como nuestro aviador, el mayor Román Filípov. Este oficial ruso cuyo caza fue abatido en Siria se catapultó con éxito, pero se quitó la vida antes de caer prisionero”.

 

Imprimir