Nacional

Sexenio cerrará con generación de cuatro millones de empleos: Campa

El secretario del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián, dijo que en el último jalón de la administración del gobierno federal se estima cerrar con la generación de cuatro millones de empleos.

En entrevista, luego de inaugurar junto con el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, la sexta Feria Nacional del Empleo, donde se ofrecen mil 700 puestos de trabajo, el funcionario federal aseguró que la mayoría de los empleos que se ofrece son permanentes.

Dijo que Guerrero es una de las entidades que tiene los números más bajos en desocupación y números se ubica por encima de la media en informalidad.

Añadió que por ello se está ofreciendo a través de la sexta Feria Nacional del Empleo, que se realiza en el Centro de Convenciones, mil 700 puestos de trabajo y representa un anuncio importante en un estado donde generar empleos significa una altísima prioridad.

Además de que el 50 por ciento de los empleos que se ofrecen en más de 70 empresas, están garantizadas para ser ocupadas por mujeres.

En el último año de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, señaló el funcionario federal que la instrucción que tienen es mantener todas las condiciones para que se cumplan todas las metas de empleo.

Ese sentido, refirió que en México se han generado 3.2 millones de empleo y enero fue el mejor mes en los últimos once años donde se crearon 113 mil empleos y se estima llegar a una meta 4 millones.

“Generar 4 millones de empleos significa la posibilidad y la capacidad de generar en seis años lo que se generó en los 12 años anteriores más medio millón, esa es la importancia de esta meta en un país cuyas condiciones demográficas hace que la generación de empleo represente una de las principales metas y prioridades”, precisó.

Asimismo, explicó que el promedio salarial de estos cuatro millones de empleos es entre tres a cuatro veces más que el salario mínimo.

“Cuando arrancó esta administración, el salario mínimo era de 60 pesos y centavos y la revisión de diciembre lo llevó a 88 pesos y centavos y esto implica una recuperación en términos reales del poder de compra del salario mínimo de alrededor del 19 por ciento”, sostuvo.

Campa Cifrián añadió que como este salario mínimo no se considera suficiente, se acordó en la Comisión Nacional de Salarios Mínimos que en el primer cuatrimestre se revisarían las condiciones para determinar si es pertinente o no el incremento antes de fin de año del salario mínimo y se estará haciendo.

Insistió que lo que se trata es asegurar que un incremento al salario mínimo no tenga repercusión que resulte más perjudicial que una ganancia.

Aclaró que el salario mínimo está en la informalidad.

 Campa Cifrián aseguró que la tasa de desempleo está a la baja y recordó que cuando se inició esta administración federal era del 5 por ciento y ahora ha bajado a 3.3 puntos porcentuales.

Imprimir