Mundo

Netanyahu reitera su inocencia tras ser interrogado en casos de corrupción

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, fue interrogado ayer durante cinco horas por la policía, en relación con el caso 4000 o caso Bezeq, en el que se sospecha que el gobernante recibió una cobertura positiva de la agencia Walla a cambio de favores a su propietario.

Investigadores policiales y de la Autoridad de Valores de Israel llegaron a la residencia del premier en Jerusalén para el interrogatorio, mientras que su esposa Sara acudió a las oficinas de la Unidad de Delincuencia Económica Nacional, Lahav 433, para prestar declaración en el mismo caso, informó el periódico israelí “Yedioth Ahronoth”.

“La investigación se lleva a cabo con la supervisión del Fiscal del Estado y la aprobación del Fiscal General”, declaró la Policía en un comunicado oficial sin aportar detalles del interrogatorio.

Netanyahu fue interrogado en siete expedientes en 2017 por corrupción, en dos de los cuales es considerado sospechoso y la policía ha recomendado su procesamiento.

Imprimir