La Esquina

Una nueva tormenta viene desde el exterior, motivada por decisiones que Trump toma con la misma ligereza con las que lanza sus tuits. El magnate advierte que declarar y ganar una guerra comercial es muy sencillo y pone freno (con aranceles) a la actividad vinculada al acero y el aluminio. En lo primero tiene razón: declarar la guerra es sencillo... saber cuándo parar, no.

 

Imprimir

Comentarios