Implantes cocleares permiten escuchar bien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 03 de Marzo, 2018

Implantes cocleares permiten escuchar bien

Escuchar bien es un derecho de todos

Implantes cocleares permiten escuchar bien  | La Crónica de Hoy
Escuchar bien es fundamental para aprender y socializar

En el marco del Día Internacional de la Audición que se conmemora el 3 de marzo, es importante tener conciencia sobre la necesidad de llevar a cabo acciones globales a fin de mejorar las estrategias para prevenir y tratar la sordera.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud se estima que existen 360 millones de personas, (aproximadamente 5% de la población mundial) que viven con una pérdida auditiva discapacitante y de ese número casi 32 millones son niños.

Hay más de 43 millones de personas de entre 12 y 35 años que padecen algún tipo pérdida auditiva debido a diferentes causas, éstas pueden ser congénitas o adquiridas. Para el 2050, se estima que 1 de cada 10 personas en el mundo tengan algún problema auditivo.

Al ser los niños la población más afectada, podemos ver que la falta de detección temprana es una gran área de oportunidad. En los niños, la audición es clave para aprender el lenguaje hablado, tener un buen desempeño escolar e interactuar socialmente. La pérdida auditiva obstaculiza la educación y la integración social. Por lo tanto, los niños con pérdida auditiva podrían beneficiarse enormemente con un diagnóstico temprano y con el equipamiento adecuado en el momento adecuado.

Un paciente detectado tempranamente, es capaz, no sólo de oír sonidos ambientales de forma natural, sino también de comprender los sonidos del habla y la música, logrando una comunicación y generando mayores oportunidades sociales, educacionales y profesionales.

¿Qué hago si pierdo mi audición?

Al notar el deterioro auditivo es de suma importancia visitar al otorrinolaringólogo para realizar los estudios pertinentes para verificar la capacidad auditiva del paciente.

Dependiendo de la región del oído afectada, los expertos distinguen tres tipos de perdidas auditivas: conductiva,  neurosensorial y  mixta. ​“Con frecuencia, quienes desarrollan una pérdida auditiva, comienzan a utilizar audífonos porque ayudan a amplificar los sonidos. Sin embargo, estos dispositivos pueden ser insuficientes con el paso del tiempo. Existen otras soluciones como los implantes cocleares, explicó el Audiólogo y Director de soporte clínico de Dispositivos Electromédicos MED-EL México.

Un implante coclear es un dispositivo médico electrónico que sustituye la función del oído interno dañado. Al contrario que las prótesis auditivas, que amplifican el sonido, los implantes cocleares realizan el trabajo de las partes dañadas del oído interno (cóclea) para proporcionar señales sonoras al cerebro.

Un implante coclear es un pequeño dispositivo electrónico que ayuda a las personas a escuchar. Se puede utilizar para personas sordas o que tengan muchas dificultades auditivas. El implante coclear no es lo mismo que un audífono. Este se implanta por medio de una cirugía y funciona de una manera diferente.

Hay muchos tipos diferentes de implantes cocleares. Sin embargo, en su mayoría, constan de varias partes similares.

Una parte del dispositivo se implanta quirúrgicamente dentro del hueso que rodea el oído (hueso temporal). Consta de un estimulador-receptor, el cual acepta, decodifica y luego envía una señal eléctrica al cerebro.

La segunda parte del implante coclear es un dispositivo externo. Este está formado por un micrófono/receptor, un procesador de lenguaje y una antena. Esta parte del dispositivo recibe el sonido, lo convierte en una señal eléctrica y lo envía a la parte interna del implante coclear.

Los sonidos son transmitidos a través del aire. En un oído normal, las ondas de sonido hacen que el tímpano y luego los huesos del oído medio vibren. Esto envía una onda vibratoria al oído interno (cóclea). Estas ondas son convertidas luego en señales eléctricas, que se envían a lo largo del nervio auditivo hasta el cerebro.

A una persona sorda no le funciona el oído interno. El implante coclear intenta reemplazar el funcionamiento del oído interno, transformando el sonido en energía eléctrica. Esta energía se puede usar luego para estimular el nervio coclear (el nervio de la audición), enviando señales "sonoras" al cerebro.

El sonido es captado por un micrófono que va colocado cerca del oído. Este sonido se envía a un procesador de lenguaje que en la mayoría de los casos va conectado al micrófono y se pone detrás del oído.

El sonido es analizado y convertido en señales eléctricas, las cuales son transmitidas a un receptor implantado quirúrgicamente detrás del oído. El receptor envía la señal a través de un alambre hasta el oído interno.

Desde allí, los impulsos eléctricos se envían al cerebro.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que en México aproximadamente 6,000 mil niños nacen con algún tipo de discapacidad auditiva y son detectados gracias al programa de Tamizaje Auditivo. En caso de tener una hipoacusia severa, el Seguro Popular cubre el implante coclear en la mayoría de los Estados, aunque está restringido a niños de 0 a 5 años. Se calcula que en México se realizan entre 400 y 500 implantes por lo que todavía hay un amplio camino por recorrer.

Imprimir