Mundo

Trump desafía y amenaza a la UE con subir los impuestos a autos europeos

“Si quieren elevar más sus enormes tarifas a empresas estadunidenses que operan allí, aplicaremos un gravamen sobre sus coches, que fluyen libremente por EU”, escribió el mandatario

Adoptando una postura amenazante, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, echó mano ayer nuevamente de su cuenta de Twitter para retar a la Unión Europea (UE) en elevar sus impuestos a productos estadunidenses, después de que el viernes el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, aseguró que los países de la euro-zona se defenderán de los nuevos aranceles al acero y del aluminio que reportó la Casa Blanca.

“Si la UE quiere aumentar, aún más, sus ya de por sí enormes tarifas y barreras a las empresas estadunidenses que operan allí, nosotros simplemente aplicaremos un gravamen sobre sus vehículos, que transitan libremente por Estados Unidos”, escribió Trump en la red social.

MERCADO. Trump acusó a la Unión Europea de dificultar la venta de autos de origen estadunidense en el mercado único, hasta el punto de “hacer imposible” vender vehículos en el Viejo Continente, lo que supone, dijo, “una gran desequilibrio comercial”.

Estas declaraciones se registran después de que el viernes el gobierno estadunidense comunicara que planea imponer, de manera generalizada, nuevos aranceles a las importaciones de acero y aluminio, sin tener en cuenta su procedencia, si bien concedió que se podrían contemplar ciertas excepciones para “situaciones” particulares.

RECÍPROCO. A raíz de esta información, Juncker señaló el viernes durante un discurso en el Ayuntamiento de Hamburgo, en Alemania, que los europeos también pueden ser “tan tontos” como para tomar medidas similares y defender que tal vez sea necesario hacerlo.

“Europa debe defenderse y se defenderá”, garantizó el presidente de la Comisión Europea.

ACUERDOS. Diversas marcas europeas como Mercedes-Benz, BMW o Volkswagen cuentan con plantas de producción en Estados Unidos, sin embargo, la relación sectorial entre ambos bloques no atraviesa su mejor momento, tal y como quedó de manifiesto cuando diez estados de EU demandaron a la propia Volkswagen por las emisiones ilegales de sus motores diésel.

“Estados Unidos tiene un déficit comercial de 800 mil millones de dólares debido a nuestros “muy estúpidos” acuerdos y políticas comerciales. Nuestros empleos y nuestra riqueza se van a otros países que se han aprovechado de nosotros durante año”, insistió ayer Trump.

 

Imprimir