MAM promete impedir megaobra junto a CU | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 04 de Marzo, 2018

MAM promete impedir megaobra junto a CU

El jefe de Gobierno señaló que su gabinete buscará frenar a toda costa el desarrollo inmobiliario que dañaría el paisaje universitario. Aclara que sólo un fallo a favor de la constructora podría cambiar el panorama

MAM promete impedir megaobra junto a CU | La Crónica de Hoy

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, aseguró que la construcción de las torres Be Grand frente a CU no se va a realizar mientras él esté al frente de la administración capitalina, pues no va a permitirlo, a menos que en los siguientes días la constructora presente un litigio.

Mancera Espinosa indicó que de ninguna manera se dañará el paisaje universitario: la suspensión de la obra es por tiempo indefinido, pese a que hay una autorización para realizar el complejo.

“Durante esta administración, no será permitida la construcción de las tres torres (…) haya o no haya autorización, no lo vamos a permitir de ninguna manera”, sentenció Mancera.

Felipe de Jesús Gutiérrez, secretario de Desarrollo Urbano, será quien dialogará con los constructores de la obra y quien tiene la instrucción del jefe de Gobierno de que no se realicen operaciones dentro del predio.

Aunque la suspensión de la obra es por tiempo indefinido, podría ser impugnada por la constructora en los próximos diez días; esta empresa indicó que emprenderán las acciones legales correspondientes y que algunos trabajos deberán continuar.
Al respecto, Mancera reconoció que sólo en caso de haber un litigio por parte de Be Grand, el panorama cambiará y se dará seguimiento a la obra.

“Me parece que hay puntos en los que se puede llegar a un acuerdo, en donde puede haber aceptación por parte de la UNAM, pero no vamos a poner en riesgo esto de ninguna manera”, comentó el jefe de gobierno refiriéndose a la vista de Ciudad Universitaria. 

El mandatario capitalino subrayó que mantiene comunicación con la Universidad Nacional Autónoma de México y aclaró que estará pendiente de lo que se requiera con el inmobiliario.

SUSPENSIÓN DE LA OBRA. Juan Carlos Guzmán, el juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa, concedió el amparo a favor de suspensión definitiva para el proyecto Be Grand, el cual fue promovido por la Universidad Nacional Autónoma de México.

El documento, gira en contra de las autoridades que permitieron la obra para dos torres de departamentos de 23 pisos y una de 27 pisos sobre Avenida Copilco.

El proyecto de universidad violaba específicamente la declaratoria que hizo la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura que cataloga a Ciudad Universitaria como patrimonio cultural de la humanidad.

La suspensión de labores corresponde al amparo que se inició el 29 de enero para proteger la declaratoria que la UNESCO le otorgó al campus central en 2007.

Be Grand tiene 10 días para impugnar la suspensión ante un tribunal colegiado de circuito, que tomará varias semanas o hasta meses resolver. El juicio de amparo seguirá su trámite para aclarar si fueron legales las autorizaciones otorgadas a Be Grand por ­parte de autoridades locales.

La primera muestra de descontento, no sólo por parte de los universitarios sino también de los vecinos: los más de 600 departamentos afectarían los servicios de agua y electricidad, que ya son un severo problema en la zona.

Para demostrar su postura, el 23 de febrero,  se hizo un cierre de vialidad que afectó a cientos de pasajeros del transporte público que se dirigían a las estaciones del Metro Copilco, Miguel Ángel de Quevedo y Ciudad Universitaria.

BE GRAND-2018. La desarrolladora de vivienda buscó seguir incrementando su presencia en la capital metropolitana con su entrada a la Bolsa Mexicana de ­Valores (BMV), se esperaba que con ello se pudiera  fondear entre siete y ocho nuevos desarrollos.

Be Grand Universidad estaría ubicado en el número 75 de la avenida Copilco y sería un proyecto mixto con 612 departamentos y un área comercial, que según lo esperado, se concluiría en el tercer trimestre de 2019.

La compañía aclaró a BMV que tiene los permisos y licencias para la construcción y que la ­situación por la que atraviesa el proyecto no impactará a los tenedores de sus bonos.

Imprimir