Mundo

Xi apuesta también por convertir a China en superpotencia militar

Xi Jinping no sólo quiere perpetuarse en el poder para consolidar el liderazgo mundial de China, sino que quiere liderar una superpotencia militar, a la altura de Estados Unidos y Rusia.

Para lograrlo, el presupuesto chino de Defensa subirá un 8.1% en 2018, por encima del objetivo de crecimiento económico de alrededor del 6.5%, según el informe anual de gestión del Gobierno que presenta hoy el primer ministro, Li Keqiang, al Pleno anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP, legislativo).

El gasto de defensa para este año se situará en 1.11 billones de yuanes (175 mil millones de dólares).

Más eficiente. Li señaló también que el volumen de las fuerzas armadas se ha reducido en 300 mil soldados en los últimos cinco años, dentro del proceso de modernización que tiene como objetivo acentuar la modernización tecnológica y operacional de la defensa.

El portavoz de la ANP, Zhang Yesui, dijo este domingo que el aumento del gasto de defensa serviría para compensar el menor crecimiento de otros años y se emplearía especialmente en modernizar el equipamiento y mejorar las condiciones de vida de la tropa.

Recelo de EU. El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, hará esta semana su primer viaje oficial a África con paradas en Etiopía, Yibuti, Kenia, Chad y Nigeria para tratar de contrarrestar la creciente influencia China e impulsar la lucha antiterrorista.

Como en su primera gira latinoamericana, de principios de febrero, Tillerson tiene una misión clave más allá de la agenda oficial: reivindicar a EU frente al avance de otras potencias como China y Rusia.
A los vecinos latinoamericanos, Trump les advirtió de los “predadores” Pekín y Moscú al defender que la región “no necesita nuevos poderes imperiales que sólo buscan el beneficio propio”.

 

Imprimir