Bienestar

Toma las mejores decisiones respecto a tu dieta

Las dietas restrictivas no son la mejor opción para perder peso

Conocer la densidad nutritiva de un alimento es muy útil

“Hemos notado que cada vez hay más interés por parte del público, principalmente las mujeres y madres de familia, por alimentarse de manera más sana, ante lo cual y en el marco del Día Internacional de la Mujer, queremos brindar información útil para que las mexicanas puedan tomar decisiones más nutritivas”, señaló la doctora Ruth Pedroza, Ingeniera en Alimentos e integrante del Grupo Académico Hablemos Claro.

La dieta es todo lo que consumimos en el día y ello comienza en el momento en que elegimos los alimentos –detalló la doctora Pedroza–, por ello es importante que no sólo nos fijemos en el sabor sino en la calidad nutritiva de éstos; es decir, en la densidad nutritiva, la cual se refiere a la cantidad de nutrimentos que el alimento provee en relación con las calorías.

Dicho concepto puede aplicarse a un alimento individual, a los menús o a la dieta completa. Los alimentos considerados como de alta densidad nutritiva son los que proporcionan más nutrimentos por caloría, agregó la integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

“Conocer la densidad nutritiva de un alimento es muy útil para tener una dieta acorde con lo que el cuerpo necesita. Esto se puede saber leyendo las etiquetas de los productos o averiguando qué vitaminas y minerales contiene la comida”, agregó la también profesora de la Universidad Iberoamericana.

El consumo de alimentos de alta densidad nutritiva se ha asociado con la disminución del riesgo de padecer enfermedades no transmisibles derivadas del sobrepeso y la obesidad pues hoy en día, la obesidad está catalogada como el mayor problema de salud pública y sus repercusiones se relacionan con el incremento en el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

En relación con el sobrepeso añadió que “una dieta restrictiva no es la mejor opción para perder peso, lo más importante que debemos cuidar es no disminuir la densidad nutrimental de la ingesta diaria. Nuestro objetivo siempre debe ser lograr un balance entre la reducción de calorías y mantener la cantidad de nutrimentos necesarios”.

En este sentido explicó que una estrategia exitosa ha sido fortificar los alimentos con vitaminas y minerales para tener una mejor densidad nutritiva, pues los micronutrimentos juegan un papel fundamental en el mantenimiento óptimo de la salud en todas las etapas de la vida.

“También podría ser que cuando comamos pizza, agreguemos una gran cantidad de vegetales cortados antes de hornearla o bien, si consumiremos una sopa de lata podemos agregarle una porción de verduras, lo mismo podemos hacer en las gelatinas o pudines pero con fruta”, explicó la experta. Saber combinar los alimentos es relevante.

Lo más importante al hablar de densidad nutritiva es reconocer que un mismo alimento puede tener un alto aporte de una vitamina, pero también de azúcar –agregó–, y si lo que se busca es reducir el consumo de calorías, podría haber un alimento que sea mejor opción. Debemos recordar que no hay alimentos buenos o malos, sino dietas correctas o incorrectas.

Para finalizar, la también Maestra en Ciencia y Tecnología de Alimentos en la Universidad Iberoamericana y Doctora en Ciencias Químicas por la UNAM, reiteró que el compromiso de Hablemos Claro es informar a la población en general sobre temas relacionados a la nutrición, e invitó a las mujeres mexicanas a visitar el portal www.hablemosclaro.org para más información.

Imprimir