Nacional

Meade pide a Anaya no ser “rajón”

Le exige asumir la responsabilidad de sus malas decisiones. La PGR y el INE tienen que hacer su trabajo, afirma

José Antonio Meade, candidato del PRI a la Presidencia de la República, se reunió con integrantes del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, en el Club de Industriales.

El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, le pidió a Ricardo Anaya no hacerse bolas ni ser “rajón”, y que asuma su responsabilidad personal, de vivir como magnate sin poder justificar su relación ingreso-gasto .

“Que no se haga bolas, acá, si tomo malas decisiones que las asuma, como se dice de manera ordinaria, ¡que no sea rajón!”, demandó.

Entrevistado luego de reunirse con miembros del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, Meade consideró que no se vale escudarse tras cortinas de humo para tratar de ocultar la forma de vida y la trayectoria que no se pueden explicar.

Dijo que los hechos y datos sobre las operaciones ilegales de Anaya son públicos, se conocen desde hace meses y por eso la Procuraduría General de la República y el Instituto Nacional Electoral “tienen que hacer su trabajo”, y procesar la información con la que cuentan respecto de la presunta triangulación de recursos, lavado de dinero y empresas fantasma con las que Ricardo Anaya hizo un negocio inmobiliario para obtener 54 millones de pesos.

De hecho Meade cuestionó que a sus 39 años, Anaya ya cuente con ese patrimonio. ¿Qué hubiera pasado si a mí me lo hubieran detectado?”, indicó.

Rechazó que se reedite el fenómeno del desafuero de Andrés Manuel López Obrador y reviró que es como si él acusara a la Auditoría Superior de la Federación de politizar el caso por investigar las presuntas irregularidades durante su paso en la Secretaria de Desarrollo Social.

FANTASMA FISCAL. Meade consideró preocupante que así como Anaya ha vivido como magnate, Andrés Manuel López Obrador ha vivido “como un fantasma fiscal”. Sin un historial en los últimos 15 años, no reporta ingreso, no tiene gastos y no declara impuestos.

Insistió en que cada uno de ellos tomaron sus decisiones: uno, vivir como fantasma, y el otro, vivir como magnate.

“¿Se puede vivir como magnate siendo servidor público? No. ¿Se puede vivir como fantasma aspirando a la Presidencia? No”.

Imprimir